CÓMO TRATAR LA CELULITIS CON LA AYUDA DE LA FARMACIA.

Posted on

Celulitis

 

Lo que entendemos normalmente por celulitis, o piel de naranja, es la acumulación de tejido adiposo, formando nódulos de grasa que se acumulan en cavidades debajo de la piel. La piel de naranja no se puede considerar una enfermedad en sí: hay otros tipos de celulitis, como por ejemplo la infecciosa que sí es enfermedad pero que no vamos a tratar aquí.

Aunque la celulitis la padecen tanto hombres como mujeres, hay que decir, que mientras en éstos es raro apreciarla, en las mujeres el porcentaje de padecimiento llega hasta cerca de un 95%. Esta diferencia se debe fundamentalmente a la diferencia de hormonas entre unos y otras. Las mujeres tienen hormonas como los estrógenos y la progesterona que favorecen en gran medida tanto la retención de líquidos como el acúmulo de grasa en determinadas zonas del cuerpo. También influye la raza: la mujer mediterránea tiene muchísima mayor tendencia que las orientales o las de raza negra.

La celulitis hace también su aparición con mayor frecuencia en ciertas etapas de la vida de la mujer, como la pubertad, el embarazo o la menopausia. Ciertas alteraciones de carácter endocrino, como la diabetes, enfermedades hepáticas o tiroideas aumentan el riesgo de padecerla.

Según sea la acumulación de grasa podemos diferenciar dos tipos de celulitis: la blanda y la dura. Ésta última es la que se aprecia en forma de hoyos en la piel.

En cuanto al tratamiento, aunque es muy difícil suprimirla totalmente, sigue los siguientes consejos para disminuirla y evitar en lo posible su avance:

  • Sigue una dieta equilibrada: Aumenta la cantidad de verduras y frutas, evitando las grasas, los azúcares y las bebidas gaseosas. Mantén tu peso, dentro de lo posible, en los niveles adecuados a tu complexión y estatura. También hay que evitar en la dieta el consumo excesivo de sal pues aumenta la retención de líquidos.
  • Practica ejercicio moderado: El ejercicio físico mejora la circulación de la sangre, y favorece la eliminación de toxinas.
  • Masajes: Los masajes, aunque no hagan desaparecer totalmente la celulitis, pueden mejorarla.
  • Usa anticelulíticos: Aunque el uso de anticelulíticos no cura la celulitis, con el uso constante de los mismos puedes disminuirla y mejorar mucho el aspecto de tu piel. Consulta con tu farmacéutico para que te ayude en la elección. Ten en cuenta que hay una serie de factores a la hora de elegir una buena crema anticelulítica: En principio ha de llevar algún componente que mejore la circulación a base de fortalecer los capilares. Dentro de éstos productos estarían los formulados con Castaño de Indias o Ruscus. Han de llevar también sustancias lipolíticas como cafeína, carnitina etc, y además deben presentar una buena formulación galénica que favorezca la penetración de éstos principios activos, a la vez que deje la piel suave e hidratada.

 

Por otro lado debes evitar:

  • El consumo de tabaco: El tabaco aumenta el acumulo de toxinas.
  • Estrés
  • Estreñimiento: También éste puede aumentar el nivel de toxinas en el organismo.
  • Calor excesivo: Evita el calor excesivo tanto en los ambientes que frecuentes como en las exposiciones prolongadas al sol. El calor provoca una vasodilatación y con ello la circulación es más dificultosa.
  • Anticonceptivos: Los anticonceptivos aumentan los niveles de estrógenos en el organismo, que como hemos dicho antes, son hormonas que favorecen el acúmulo de grasas y la retención de líquidos.
  • Ropa ajustada: La ropa ajustada no favorece la circulación sanguínea.

 

Anuncios

CONSEJOS CLAVE PARA MANTENER UNA BUENA SALUD.

Posted on

manzana

 

Hoy 7 de abril de 2016 es el Día Mundial de la Salud según la OMS. Este año está dedicado a la diabetes, tanto a su prevención como a su tratamiento.

Ya que nosotros publicamos un post no hace mucho tiempo, dedicado a esta enfermedad (concretamente el 10 de Noviembre de 2015) vamos a aprovechar la ocasión para dar unos consejos generales para el mantenimiento de una buena salud.

Podemos considerar que la salud es un estado general de equilibrio del organismo, tanto a nivel físico como psíquico en el que el individuo se encuentra bien, y que visto desde un punto de vista subjetivo, sería la ausencia de enfermedad en el mismo. Concretamente la Organización Mundial de la Salud, actualmente lo define como “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

            Para mantener nuestro estado de salud en buen nivel debemos:

  • Comer adecuadamente: Hay que mantener una ingesta de calorías equilibrada con el consumo de las mismas. Comer alimentos sanos. Aumentar la cantidad de frutas y verduras en nuestra ingesta diaria, Disminuir el consumo de grasas, pero manteniendo la ingesta de carne, cereales y legumbres.
  • Practicar ejercicio: El ejercicio físico moderado es muy recomendable para tener una buena salud, ya que ayuda a nuestro organismo a quemar calorías, a mejorar el tono muscular, a disminuir la tensión nerviosa y el estrés. Aumenta también la calidad del sueño, la calidad de la vida sexual, y disminuye los niveles de glucosa o colesterol. También la práctica de ejercicio aumenta la liberación de endorfinas que contribuyen a mejorar la sensación de felicidad y a disminuir la tensión nerviosa.
  • Mantener una buena higiene: La higiene y el aseo personal tanto de la piel como de la boca y el cabello previene infecciones y por lo tanto enfermedades.
  • Mantener un buen estado psicológico: Además de evitar en lo posible el estrés.
  • Alejarnos en lo posible de las agresiones externas: como el exceso de sol por ejemplo, que puede dañar gravemente nuestra piel.
  • Descansar bien a diario: para que el cuerpo se recupere de la actividad del día.
  • En periodos de mayor desgaste físico o mental ayudarnos de algunos suplementos: Consulta con tu farmacéutico, para que te aconseje sobre algunos suplementos dietéticos o complejos vitamínicos si tienes un periodo de mayor desgaste físico o mental (como exámenes, por ejemplo) pues en éstas ocasiones, aun cuando la dieta sea correcta y equilibrada, podemos necesitar un aporte extra de los suplementos citados.

LA RELACIÓN DEL ACNÉ CON LA ALIMENTACIÓN.

Posted on

Acne

El acné vulgar es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, caracterizada por la aparición de lesiones en los folículos pilosebáceos, con posterior infección. El tipo de lesión suelen ser granos, inflamados como si fueran quistes, puntos negros etc. Aparece generalmente en la cara y en la parte superior del tronco, tanto en el pecho como en la espalda, pero afectando más frecuentemente a ésta última.

En una enfermedad que afecta a cerca del 80% de los adolescentes, y parece ser debida a una interacción entre las hormonas y las bacterias que viven en la piel. Hay que tener en cuenta que en la adolescencia hay un fuerte incremento de las hormonas, así como de la cantidad de sebo en la piel. A veces ésta grasa seca, tapona los poros, formando un comedón que impide que la grasa fluya por los mismos.

El acné, aunque en general no es una enfermedad grave, provoca, cuando es marcado,  un mal aspecto físico que muchas veces tiene consecuencias psicológicas para la persona afectada: que en muchas ocasiones se siente mal frente a otras personas tanto de su entorno personal como laboral.

En cuanto a los síntomas que podemos citar: puntos negros, espinillas, granos enquistados, pústulas y protuberancias en la piel, que muchas veces, una vez que la enfermedad desaparece dejan cicatrices.

La prevención del acné no va a hacer que no padezcamos la enfermedad pero si es cierto que puede reducir la intensidad de las lesiones. Es por ello que para prevenirlo se aconseja:

  • Lavarse la cara dos veces al día: Dos veces al día es suficiente. Tampoco es aconsejable extremar la limpieza pues podría tener un efecto rebote. Después secarla con una toalla o paño suave sin frotar.
  • Utilizar los productos de limpieza adecuados: Consulta para ello con tu dermatólogo o tu farmacéutico para que te aconsejen sobre los productos de limpieza y tratamiento adaptados a ello.
  • Utilizar tanto cosméticos como fotoprotectores no grasos.
  • No tocar la zona afectada con las manos.
  • Reducir en lo posible el estrés.

Con respecto a la alimentación hay distintos tipos de estudios desde la década de los 60 y ninguno ha podido demostrar una relación directa de ésta con respecto al acné. En los últimos ensayos parece ser que la intensidad del acné puede estar relacionada con el consumo de glucosa. A mayor consumo de ésta, mayor intensidad en los síntomas del mismo.

No obstante se recomienda no abusar de alimentos como cerdo o carnes muy grasas, de la bollería, del chocolate, el alcohol, y los quesos muy grasos.

En cuanto al tratamiento, varía mucho según la intensidad de la enfermedad. En el caso del acné leve, simplemente los cuidados anteriormente citados y los tratamientos tópicos son suficientes. En casos más graves solamente pueden ser tratados por el dermatólogo, y éste se hará a base de antibióticos, ácido azelaico o retinoides, según la intensidad y el criterio del médico.

¿QUÉ ES LA NUTRICOSMÉTICA?. ¿PARA QUÉ SIRVE?.

Posted on

Nutricapsulas

Seguramente ya hemos adquirido la costumbre de cuidar nuestro aspecto a base de dermocosmética. Cuidamos nuestra piel, nuestro cabello, las uñas y usamos en todo tiempo protectores solares para cuidarnos de la radiación UV. Sin embargo, todo esto no es suficiente para mantener nuestro organismo en perfectas condiciones. Quizás hagamos una alimentación correcta y equilibrada pero el aporte de determinadas sustancias (nutrientes y vitaminas) necesarias para el perfecto desarrollo de nuestro organismo, puede ser deficitario en algunos casos.

Es por eso que surge la nutricosmética. Esta consiste fundamentalmente en una serie de preparados que aportan los nutrientes y vitaminas que nuestro cuerpo necesita para cuidarse “desde dentro”. El reglamento europeo define a estos productos como “productos alimenticios cuyo fin es complementar la dieta, consistentes en fuentes concentradas de nutrientes, comercializados en cápsulas o polvos y que deben tomarse en pequeñas cantidades”.

En España aún no estamos a la altura de otros países con respecto a esto: Así según los últimos estudios de mercado en Estados Unidos más del 50% de las personas utilizan algún suplemento de éste tipo, frente a un 48% Europa y solamente un 30% en nuestro país, aunque la tendencia va en aumento.

Las principales líneas de nutricosméticos son:

Productos solares: Fundamentalmente compuestos de antioxidantes, para proteger la piel frente a los problemas del sol y los radicales libres. Además disminuyen las erupciones cutáneas, aumentan la cantidad de melanina, protegiendo nuestra piel frente al sol, e hidratándola más a fondo. La utilización de estos productos no conlleva dejar de utilizar las cremas fotoprotectoras, pues éstas deben ser usadas siempre frente a la exposición solar.

Capilares: Fortalecen el pelo, aumentan la densidad y favorecen el anclaje del mismo. Normalmente compuestos a base de vitaminas, aminoácidos (cistina, metionina etc.), oligoelementos y ácidos omega.

Digestivos: Fructooligosacáridos que actúan sobre la flora bacteriana intestinal, favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas para la digestión y mejorando por tanto la misma. Previenen también la formación de gases durante la misma eliminando la sensación de hinchazón.

Anticelulíticos: Ayudan a reducir la masa grasa y mejoran la microcirculación sanguínea, favoreciendo el drenaje.

Cosméticos para la piel : Formulados normalmente a base de vitaminas, aminoácidos, ácidos omega  y ácido hialurónico, entre otros, ayudan a mantener una piel joven y firme.

Para articulaciones: Productos confeccionados a base de colágeno y magnesio o condroitín sulfato. Ayudan a reforzar las articulaciones y a aumentar la masa muscular.

Consulta con tu farmacéutico sobre todos estos productos, para que te aconseje sobre los más adecuados a tus necesidades.

 

 

 

 

INFECCIONES URINARIAS Y REMEDIOS NATURALES.

Posted on

Aparato_Urinario

La infección urinaria está causada por microorganismos que invaden el tracto urinario. Puede deberse a diferentes microorganismos como bacterias, hongos, virus e incluso parásitos que normalmente entran del exterior por la uretra, aunque a veces pueden ser debidas a infecciones en la sangre. La infección urinaria no debe tratarse sin la intervención del médico, pues éste ha de diagnosticar la causa mediante analíticas y urocultivo para aplicar después el tratamiento adecuado, que normalmente es a base de antibióticos, pero aquí vamos a dar una serie de consejos para prevenirla, sobre todo refiriéndonos a la de las vías bajas, llamada cistitis, que por otra parte es la más común de todas ellas.

La cistitis por tanto, es la infección de las vías bajas inferiores, es decir la uretra y la vejiga. Normalmente es mucho más común en las mujeres., ya que éstas tienen la uretra más corta y su salida está más cercana al ano. La causa más frecuente de ésta es la infección por Escherichia Coli, que es una bacteria que normalmente se encuentra en el intestino, y por tanto es fácil que infecte las vías urinarias, por ejemplo cuando vamos al baño y nos limpiamos. Son también propensos a contraer ésta infección los hombres con la próstata agrandada, que comprime la uretra y por tanto el flujo de la orina es más difícil, los ancianos, las personas que permanecen mucho tiempo inmovilizadas, los diabéticos o las mujeres embarazadas.

En cuanto a los síntomas que presenta ésta enfermedad, podemos citar:

  • Dolor en la zona de la vejiga, acompañada, muchas veces, de calambres en la zona o en la espalda.
  • Escozor al orinar.
  • Necesidad frecuente de orinar aun después de haber vaciado la vejiga.
  • Orina turbia y con olor fuerte.
  • Fiebre: Normalmente no muy alta.

La confusión mental en el caso de personas de edad muy avanzada, puede ser un signo de la existencia de una infección urinaria.

¿Cómo podemos prevenir la cistitis?

En primer lugar, decir, que es bueno tomar mucha cantidad de agua para aumentar la cantidad de orina y para que al aumentar el flujo de la misma se limpien con más facilidad las paredes tanto de la vejiga como de la uretra.

En segundo lugar para evitar la presencia de bacterias en la orina, hay que mantener la misma con bastante acidez. Consulta con tu farmacéutico sobre el uso de determinados productos que pueden ayudar a prevenir la cistitis, así como a aliviar los síntomas caso de producirse una pequeña infección que pueda remitir con los mismos.

Entre éstos podemos citar:

Arándano rojo: Es el tratamiento de elección para prevenir la cistitis. Gracias a sustancias contenidas en él como las antocianinas actúa directamente sobre las bacterias impidiendo que se adhieran a las paredes de vejiga y uretra. Aumenta también la acidez de la orina con lo que impide la proliferación de las mismas. La vitamina C contenida en él, aparte de aumentar dicha acidez refuerza las defensas para combatir infecciones.

Lactobacilos: Son las bacterias de la leche. Normalmente habitan en el intestino y la vagina. Dado que producen ácido láctico crean un entorno ácido que impide el crecimiento de otras bacterias. Aparte de estar presentes en todos los productos lácteos,  existen en el mercado muchos preparados que los contienen. Pregunta en tu farmacia sobre ellos y te dirán los más adecuados y su forma de utilización.

Vitamina C: Como hemos dicho antes, aumenta las defensas del organismo así como la acidez.

Cítricos: Todas las frutas de éste tipo son buenas por ser muy ricas en vitamina C.

Aparte de esto es muy bueno aumentar en nuestra dieta las frutas y verduras con efecto diurético, pues ayudan a limpiar las vías urinarias. Entre éstas podemos citar los espárragos, pepinos, apio y piña.

CLAVES PARA TRATAR LA GASTRITIS DESDE LA FARMACIA.

Posted on

stomach-310730_1280

La gastritis es una inflamación de la mucosa gástrica que reviste el interior del estómago. Esta mucosa contiene las células que producen tanto el ácido como las enzimas que facilitan la digestión en éste órgano. Si ésta capa mucosa no existiera, los ácidos producidos destrozarían el estómago.

Cuando la capa mucosa se deteriora por alguna razón, los ácidos del estómago llegan hasta una capa más profunda que es la llamada submucosa. Cuando esto pasa se produce una inflamación que es la llamada gastritis.

Entre las causas más frecuentes en el desarrollo de la gastritis podemos citar:

  • Consumo de Tabaco.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Alimentación.
  • Medicamentos: Especialmente aspirina y antiinflamatorios como naproxeno, ibuprofeno, diclofenaco etc.
  • Infección causada por Helicobacter Pylori.

Los síntomas más frecuentes de la gastritis son dolor en el estómago o en la parte superior del vientre, vómitos, inapetencia y náuseas.

Si la tratamos convenientemente no suele presentar mayor problema, pero si no hacemos caso a éstos síntomas, los ácidos pueden atravesar la mucosa del estómago y hacer una herida en la pared del mismo que es lo que conocemos como úlcera.

En cuanto a los tipos de gastritis podemos citar:

Aguda: Se presenta de forma repentina. Los síntomas son bastante acusados. Si se trata pronto y convenientemente es fácil remitirla.

Crónica: Entendemos por gastritis crónica aquella cuyos síntomas permanecen durante mucho tiempo.

Atrófica: Cuando la mucosa se ha dañado en su totalidad. Es la última fase de la gastritis crónica.

Existen también otros tipos como sería la gastritis erosiva, que sería el paso anterior a la úlcera.

En cuanto a las pruebas que se pueden hacer para su diagnóstico pueden ser: Examen endoscópico del estómago para ver directamente el estado de la mucosa, pruebas para Helicobacter Pylori, examen de heces para determinar si hay pérdidas de sangre etc.

El tratamiento de la gastritis dependerá de las causas de la misma. Si está producida por la toma de ciertos medicamentos bastará con dejar de tomarlos para que los síntomas remitan, no sin antes consultar al médico para que vea si lo considera oportuno.

Si los síntomas son leves consulta a tu farmacéutico, pues hay gran cantidad de medicación para la que no es necesaria receta y él te aconsejará. Entre éstos medicamentos sin receta, podemos citar:

  • Antiácidos: Existen en el mercado muchos tipos diferentes de antiácidos, tanto en comprimidos masticables, como en suspensión o sobres. En la mayoría de los casos son suficientes para aliviar las molestias.
  • Antagonistas H2 como cimetidinas, ranitidinas etc.

Además existen una serien de medicamentos de prescripción médica que son los llamados inhibidores de la bomba de protones: omeprazol, esomeprazol, pantoprazol. Tu médico considerará sobre la conveniencia de un tratamiento con los mismos.

En el caso de infección diagnosticada de Helicobacter será el médico el que habrá de prescribir tratamientos basados en la combinación de ciertos antibióticos con inhibidores de la bomba de protones.

 

¿CUÁLES SON LAS ALERGIAS MÁS COMUNES?.¿CÓMO SE PUEDEN TRATAR DESDE LA FARMACIA?.

Posted on

Alergia

Las alergias son fuertes reacciones de nuestro sistema inmunitario frente a determinadas sustancias denominadas alérgenos. En principio decir que la mayoría de las reacciones alérgicas no son graves, pues la gran parte las veces se limitan a estornudos, picor y lagrimeo. En algunos casos pueden ser ya más importantes llegando a producir asma, y ya en el caso más grave pueden producir el llamado “Shock anafiláctico” que puede poner en peligro la vida por una dificultad de respirar, descenso de la presión arterial, y mal funcionamiento del corazón teniendo que ser tratada inmediatamente en urgencia hospitalaria. Ésta reacción normalmente se produce al tomar ciertos medicamentos, alimentos o por picaduras de insectos.

Hay alergias frente a muchos alérgenos diferentes, pero aquí vamos a tratar las más comunes, las que a diario vemos más en la farmacia.

  • Alergia al polvo: Normalmente debida a la presencia de hongos o ácaros en el mismo. Para prevenirlo se recomienda la limpieza a fondo de la casa y especialmente de alfombras y moquetas.
  • Alergia a los animales: Producida también por la presencia en el polvo de epitelios de los mismos. Perros y gatos son los que producen más reacciones de este tipo en el hogar. En principio también con la limpieza indicada en el punto anterior se puede mejorar la situación, pero en algunos casos y aunque sea muy a pesar nuestro deberemos prescindir de nuestras mascotas si nuestra alergia no revierte con la limpieza o la toma durante algunos días de algún medicamento antihistamínico.
  • Alergias alimentarias: Normalmente producidas por la leche, los huevos, el marisco o la soja, aunque también es posible ser alérgico a otros alimentos. Éste tipo de alergia en ocasiones puede revestir cierta gravedad y hay que acudir inmediatamente al hospital.
  • Alergia primaveral: Es la más común de todas. En primavera hay un fuerte incremento de las alergias producidas normalmente por el polen de las plantas. En nuestro país, las plantas que provocan más reacciones de éste tipo son las arizónicas, las cupresáceas, el olivo o el plátano de paseo. Es normal que éste tipo de alergia se produzca también en ciudad, ya que en España hay bastantes ciudades con gran cantidad de plantas en sus calles.

En cuanto a la prevención general de las alergias la mejor será evitar el alérgeno que la produce. Esto puede presuponer evitar paseos por determinados sitios en primavera, no tomar cierto tipo de medicamentos o como hemos dicho anteriormente prescindir de nuestras mascotas.

Cuando la alergia es leve y se limita solamente a las pequeñas molestias anteriormente citadas, puedes pedir consejo a tu farmacéutico, pues existen una serie de medicamentos antihistamínicos (comprimidos, cremas, nebulizadores etc.) que se pueden adquirir sin receta médica, para aliviarnos los síntomas leves como lagrimeo, congestión nasal o estornudos. Si la cosa es más seria y comienzas a notar síntomas como principio de asma por ejemplo, deberás acudir a tu médico para que te administre el tratamiento adecuado.