SUEÑO

CÓMO AFECTA LA FALTA DE SUEÑO A TU DÍA A DÍA.

Posted on

daydreaming-1434450

Vamos a ocuparnos en éste artículo de analizar la incidencia que tienen en tu día a día las alteraciones del sueño.

El sueño es un estado fisiológico natural por el que el organismo se recupera mediante el descanso de las actividades  realizadas durante la vigilia. Es un estado por el que éste se desconecta del entorno y que es fácilmente reversible. Tiene un ritmo y duración muy similar todos los días y cuando uno de estos factores se altera con frecuencia estamos ante una patología del mismo.

Las enfermedades más comunes del sueño son:

  • Insomnio: Dificultad para comenzar a dormir o mantener el sueño normal.

 

  • Parasomnia: Pesadillas nocturnas.
  • Apneas del sueño: Ronquidos y dificultades respiratorias durante el sueño.
  • Agitación.
  • Hipersomnia: Dormir más horas de lo que puede considerarse normal.

Muchos trastornos del sueño, están producidos como efecto secundario de otras enfermedades, algunas porque por ejemplo producen dolor, con lo que es muy difícil conciliar o mantener el mismo, y otras, especialmente las de origen psiquiátrico, como depresión o ansiedad que afectan directamente al sueño. Hay medicamentos, para el tratamiento de otras dolencias, que pueden afectar a la calidad y duración de nuestro descanso.

Sin embargo al margen de lo anteriormente citado, uno de los grandes problemas que tenemos con respecto al sueño es el ritmo de vida que nos impone la sociedad. No dormimos las horas suficientes, bien sea por el trabajo (trabajamos demasiadas horas y dedicamos mucho tiempo al transporte), o por otras actividades que nos distraen unas cuantas horas de descanso : reuniones sociales, televisión, internet etc.. Si tu problema es esto último, la solución es bien sencilla, dedica menos tiempo a éstas actividades y tradúcelo en más horas para dormir.

Las consecuencias de no dormir las horas suficientes se traducen en poco tiempo en cansancio, falta de atención, estrés, irritabilidad, cambios repentinos de humor, ansiedad, más lentitud en la asimilación de información  y por supuesto tener sueño a todas horas.

Diversos estudios han demostrado que la falta de sueño puede influir en el ritmo cardiaco o en el procesamiento de la glucosa, con lo cual aumenta nuestra tendencia a padecer diabetes. A largo plazo puede producir envejecimiento prematuro,  temblores o tendencia a padecer infecciones.

Si tienes dificultad para conciliar o mantener el sueño, consulta con tu farmacéutico que te podrá ayudar con soluciones naturales como hierbas (Valeriana, pasiflora, amapola de California) o con algunos medicamentos que no precisan receta tales como melatonina, doxilamina o difenhidramina. Si con esto no fuera suficiente deberás consultar a tu médico.

 

 

 

 

Anuncios