PIERNAS

PREVENCIÓN Y CUIDADO DE LAS VARICES.

Posted on Actualizado enn

pIERNAS

 

Las varices consisten en una dilatación excesiva de las venas de las piernas, que impide el retorno venoso normal. Las venas tienen unas pequeñas válvulas que evitan el retroceso de la sangre una vez que ésta ha subido, pero al dilatarse y no variar el tamaño de dichas válvulas la sangre tiende a retroceder provocando con ello un flujo más lento y la hinchazón de los miembros inferiores, con la consecuente deformación progresiva de las venas.

Hay que tener en cuenta que la mayoría del tiempo estamos de pie, y en esta posición es mayor el esfuerzo para retornar la sangre.

Las causas fundamentales de las varices son el sobrepeso, la vida sedentaria, y  es muy determinante el factor hereditario. Hay que tener un especial cuidado durante el embarazo ya que en ésta situación el retorno se hace más difícil.

En muchas ocasiones no hay más remedio que recurrir a la cirugía para solucionar el problema, pero en otras, se pueden mantener en situación razonable y sobre todo, siguiendo una serie de consejos, se puede prevenir su aparición.

Para ello deberemos:

–       Evitar pasar muchas horas en la misma posición: No debemos pasar demasiado tiempo de pie, ni tampoco sentados. Si trabajas así intenta andar un poco de vez en cuando. Evitaremos también cruzar las piernas muy frecuentemente. Siempre que trabajes sentado, utiliza un reposapiés.

–       Bebe más cantidad de líquido: Bebe más cantidad de agua y reduce la ingesta de azúcares y bebidas carbónicas.

–       Reduce la cantidad de sal: la sal hace que retengamos más cantidad de líquidos.

–       No someter las piernas a un calor excesivo durante tiempos prolongados. Hay que evitar los baños muy calientes, la sauna o las exposiciones muy prolongadas al sol. Es muy bueno después del baño terminar con una ducha fría sobre las piernas.

–       Dormir con los pies ligeramente elevados.

–       Caminar a diario durante al menos media hora, o practicar algún tipo de deporte como natación, bicicleta, correr etc.

–       No usar ropa muy ajustada: No utilizar nunca pantalones muy ajustados o ligas en las medias.

–       Ojo con el tabaco y el alcohol.

–       Utiliza geles que favorezcan el drenaje y proporcionen una sensación de frescor instantáneo. Consulta con tu farmacéutico para que te aconseje el más adecuado.

Además de todo esto si notas mucha pesadez o ves venas varicosas incipientes puedes tomar algún flebotónico durante largas temporadas con descansos intermedios. Consúltalo con tu médico. También en el caso de tener varices ya formadas puedes consultarle sobre la conveniencia de utilizar medias de compresión que favorecen el retorno al comprimir las venas de las piernas.

 

 

COMBATE LA PESADEZ DE LAS PIERNAS ÉSTE VERANO.

Posted on

just-legs-1188002

 

Con la llegada del calor nuestras venas se dilatan. Ésta dilatación provoca una alteración en la circulación de retorno. Las venas tienen unas pequeñas válvulas que evitan el retroceso de la sangre una vez que ésta ha subido, pero al dilatarse y no variar el tamaño de dichas válvulas la sangre tiende a retroceder provocando con ello un flujo más lento y la hinchazón de los miembros inferiores. El esfuerzo para llevarla desde los pies hasta el corazón es mucho mayor. Los tobillos se hinchan y se tiene una sensación de pesadez y agobio constante. A veces hay picores, enrojecimiento, e incluso algún pequeño hematoma producido por la rotura de algún vaso. Si además llevamos una vida muy sedentaria o tenemos un trabajo en el que tenemos que pasar muchas horas de pie éste problema se multiplica. El problema también se agrava si llevamos ropa ajustada o padecemos obesidad.

Vamos a dar pues una serie de consejos para minimizar al máximo éste problema sobre todo en éste tiempo caluroso.

  • Ejercicio: Procura hacer un poco de ejercicio todos los días. Con poco más de treinta minutos será suficiente. Hazlo en las horas de menos calor. Mover los músculos ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • Bebe más cantidad de líquido y procura reducir la ingesta de azúcares, helados y bebidas carbónicas.
  • No pongas las piernas al sol: El calor del sol directo hace que se produzca una vasodilatación, con el consiguiente agravamiento del problema.
  • Pon las piernas en alto: Cuando estés reposando, debes tener las piernas en alto. Si trabajas sentado utiliza un reposapiés.
  • Ducha tus piernas con agua fría: Esto proporciona un alivio inmediato a la sensación de pesadez.
  • No estés de pie sin moverte: Si trabajas de pie intenta moverte.
  • Evita la sal: Evita la sal en las comidas pues ésta hace que retengamos más líquidos.
  • Toma cápsulas o infusiones que favorezcan el drenaje de líquidos: Infusiones o cápsulas de té verde, ortosifón, diente de león etc. O Castaño de Indias, Rusco o vid con propiedades antiinflamatorias y vasoconstrictoras (consulta en tu farmacia).
  • Utiliza geles: Para mejorar la circulación, el drenaje y la sensación de alivio instantáneo. Existen en tu farmacia productos como Vitiven Ultra frio, Martiderm Legvass, Fitocold, Somatoline drenante de piernas etc. Consulta a tu farmacéutico sobre el adecuado a tu problema. Te asesorará ampliamente sobre cuál será el más eficaz para tu caso particular así como la forma de utilizarlo.