PIEL

LOS EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN SOBRE LA PIEL.

Posted on

smoke-1192648_1920

 

Todas las personas que vivimos actualmente en el mundo, pero especialmente las que lo hacemos en grandes ciudades, estamos expuestos a una alta contaminación, que al margen de los efectos generales que tiene sobre la salud de las personas (afecta especialmente al aparato respiratorio y al sistema cardiovascular), tiene también efectos sobre la piel, que es a lo que aquí vamos a referirnos. Los agentes contaminantes se van depositando a lo largo del día sobre nuestra piel, tapando los poros y restando firmeza y luminosidad a la misma. Aunque no podamos librarnos de los efectos de ésta contaminación, sí podremos en cambio tomar una serie de precauciones y cuidados para preservarla lo más posible de éstos.

Los principales efectos de la contaminación sobre la piel son:

  • Deshidratación: Los agentes contaminantes tienden a resecar la piel, y por tanto a producir una deshidratación de la misma.
  • Disminución de la vitamina E: Por distintos estudios se ha visto que una alta concentración de ozono disminuye la cantidad de vitamina E, con lo cual disminuye también el efecto barrera de la piel con el consiguiente efecto sobre las capas más profundas de la misma.
  • Disminución de la producción de colágeno: En los lugares con alta contaminación, aumenta también el número de radicales libres, y éstos a su vez interfieren en la producción de colágeno, con lo que se acelera el proceso de envejecimiento de la piel.

¿Qué podemos hacer para contrarrestar estos efectos?

  • Mantener la piel muy limpia: Debemos lavar frecuentemente la piel, y en especial las zonas más expuestas a la contaminación, como son cara, cuello, brazos y manos, para evitar que los poros se obstruyan. De vez en cuando, hacer un peeling sobre estas zonas, para eliminar células muertas.
  • Utilizar cremas hidratantes: Mantener la piel muy bien hidratada a base de cremas hidratantes que además refuercen la barrera y tengan propiedades antioxidantes. Consulta con tu farmacéutico: Te aconsejará la mejor crema para tu piel.
  • Usar siempre cremas fotoprotectoras: Como hemos dicho en múltiples ocasiones hay que utilizar a diario cremas fotoprotectoras de alto índice de protección, siempre que salgamos a la calle, tanto en verano como en invierno.
  • Dieta equilibrada y ejercicio: Aunque aconsejada para todo, la dieta equilibrada es imprescindible para el buen mantenimiento de nuestra piel, así como para evitar un envejecimiento prematuro de la misma. Por supuesto, y también aconsejado para casi todo un poco de ejercicio a diario nos ayudará a mantener el cuerpo en forma y a eliminar toxinas.

 

FACTORES DE RIESGO EN EL DESARROLLO DEL CÁNCER (I).

Posted on

clouds-1117584_1920

El día 4 de Febrero de cada año, ha sido designado por la Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional contra el Cáncer, Día Mundial contra dicha enfermedad. Vamos a aprovechar pues la ocasión, para dar una serie de consejos para prevenir en la medida de lo posible la aparición de algunos tipos de cáncer como el de piel o el de pulmón.

Vamos a empezar por el cáncer de piel. Existen dos tipos fundamentales: Cáncer no melanoma y melanoma (que es el más maligno). Dentro del primero podemos encontrar subtipos como el cáncer de células basales, el de células escamosas, el sarcoma de Kaposi, o el linfoma cutáneo. En cuanto al segundo, el melanoma, es un tipo de cáncer de piel que se produce a partir de los melanocitos, que son las células productoras de melanina responsable de la pigmentación de la piel. Como hemos dicho anteriormente es el más grave pues se extiende fácilmente a través del sistema linfático, pero también es el menos común.

Por distintos estudios se ha visto, que el cáncer de piel es más frecuente en personas que han estado intensamente expuestas a la radiación solar antes de los quince años.

¿Cómo podemos prevenir éste tipo de cáncer?:

  • Evitar la exposición al sol: La mayoría de las veces aparece en personas mayores de treinta años y que han tomado mucho sol. Debemos evitar exposiciones prolongadas al sol.
  • Fotoprotección: Utilizar siempre cremas de protección solar con factor alto adecuado a nuestro tipo de piel. En general mejor cuanto más alto el factor. Esta crema ha de aplicarse al menos media hora antes de la exposición, y hay que repetir siempre la aplicación después del baño. No exponerse al sol entre las doce horas y las cuatro de la tarde pues son las horas de más alta radiación. Hay que tener en cuenta que en lugares como la playa o la nieve, la protección ha de ser mucho más alta, pues tanto la arena como la nieve, actúan reflejando la radiación y por tanto incrementan la cantidad de radiación que recibimos. En estos casos debemos tener en cuenta que debido a éste reflejo podemos sufrir quemaduras incluso cuando estamos a la sombra. Hay que protegerse también los días nublados.
  • Evitar el uso de cabinas bronceadoras.
  • Evitar el uso de cosméticos que contengan alcohol.
  • Beber bastante cantidad de agua si nos hemos expuesto al sol: Después de habernos expuesto al sol hay que ingerir suficiente cantidad de líquido para suplir la pérdida por el sudor.
  • Acudir al médico al primer síntoma sospechoso en la piel: El melanoma es un lunar de más de 6mm de ancho, que presenta tanto el color como los bordes irregulares y asimétrico, es decir, que una mitad del lunar no es igual a la otra. Si observamos algo así, debemos acudir inmediatamente al médico para que realice el diagnóstico y en su caso, una biopsia para ver si el tipo de células de la mancha son cancerosas pues no todos los melanomas presentan siempre estas características.

 

                                                                            …. Continuará

 

 

 

CONSEJOS PARA QUE LA PIEL DEL CUELLO ESTÉ FIRME.

Posted on

wood-chain-58713_1920

 

El cuello es una de las zonas del cuerpo donde se nota más rápidamente el paso del tiempo. Es una parte delicada, de piel muy fina, con pocas glándulas sebáceas (productoras de grasa) y pocos melanocitos. Es por ello que hay que dedicarle una especial atención, para evitar en lo posible la formación de arrugas y evitar asimismo el descuelgue de la piel, hecho éste favorecido por la ausencia de un buen soporte muscular en el mismo.

Un poco más abajo, en la zona del escote, es normal la aparición de manchas debidas al sol y a la falta de protección en muchos casos. Por lo que tanto al cuello como al escote debemos dedicar los mismos cuidados o más que a la cara. En todo caso, piensa que esto lo más fundamental es la prevención. Es más sencillo prevenir la aparición de arrugas que eliminarlas posteriormente.

Es buena costumbre caminar con el cuello erguido para favorecer la musculatura del mismo y evitar descuelgues y ten cuidado a lo largo del día con las posturas que adoptas. A continuación te doy una serie de consejos para cuidarlo y evitar su envejecimiento prematuro:

  • Lava la zona siempre con agua fría.
  • Haz una buena limpieza diaria: Para ello puedes utilizar las mismas lociones y tónicos que usas para la cara siempre adecuados a tu tipo de piel.
  • Utiliza después una crema hidratante: Después de la limpieza utiliza diariamente una buena crema hidratante. Para ello puedes emplear la misma crema que utilizas para la cara, pero siempre que te sea posible usa una crema especial para cuello.
  • Crema nutritiva: Además de la hidratante has de aplicar por la noche una crema nutritiva, pues al margen de la hidratación es necesario aportar nutrientes.
  • Utiliza una crema exfoliante: Utiliza una crema exfoliante una vez por semana. Ha de ser una crema suave (la que utilices para la cara) que nos ayude a eliminar impurezas.
  • Utiliza una buena protección solar: Tanto en verano como en invierno has de utilizar una buena protección solar para esta piel. El sol es un gran enemigo del cuello.
  • Bebe suficiente cantidad de agua: Como ya hemos dicho en otros artículos dedicados a la piel, hay que beber al menos dos litros de agua al día, tanto para mantener la hidratación, como para ayudar a eliminar toxinas.
  • Haz una dieta equilibrada: Como también hemos dicho en otras ocasiones es muy importante para la piel equilibrar la dieta para aportar todos los nutrientes necesarios para el organismo sin excedernos en grasas o cosas similares.

Como siempre te aconsejo consulta en tu farmacia sobre los productos adecuados para tu tipo de piel para que te asesoren sobre los más adecuados y su uso.

DERMATITIS ATÓPICA

Posted on

dermatitis-atopica

 

La dermatitis o eczema atópico es una enfermedad crónica de la piel consistente en gran sequedad acompañada de descamación, irritación y que normalmente pasa por unas fases  de brote que es cuando los síntomas se presentan con mayor virulencia, alternadas con otras fases de poca actividad. No es una enfermedad contagiosa. Afecta mucho más a los niños que a los adultos: la padecen alrededor de un 15 o 20% de bebés frente a alrededor de un 4% de adultos.

En el caso de los bebés la enfermedad se  suele presentar de una manera repentina, con picores y piel seca y descamada. Las zonas más afectadas suelen ser, la cara, codos y rodillas. No hay que confundir esto con la dermatitis del pañal (a la que ya dedicamos un artículo), pues la dermatitis atópica rara vez afecta a ésta zona. En la mayoría de los casos la enfermedad va remitiendo a medida que el niño crece.

No se conocen las causas de ésta enfermedad, si bien hay estudios que parecen vincularla a la fiebre del heno y al asma, ni tampoco existe un tratamiento que la cure. Sin embargo, hay estudios que indican que por una serie de factores que enumeramos a continuación, podemos tener mayor riesgo de padecerla. Estos factores son:

  • Clima: Si el clima es frío, hay mayor riesgo de padecer la enfermedad.
  • Antecedentes familiares: Como hemos dicho antes, hay estudios que la vinculan al asma y a la fiebre del heno. Si uno o ambos padres padecen éstas enfermedades el riesgo de dermatitis es mayor.
  • Sexo: Estadísticamente las mujeres padecen más ésta enfermedad que los hombres.

El  problema de la piel atópica es que su misma sintomatología induce a empeorar la enfermedad: Como la piel está reseca y pica, el paciente tiende a rascarse. Con esto provoca inflamación en la piel y al alterar la propia barrera de ésta es posible que se infecte.

¿Cómo podemos controlar la sintomatología de la enfermedad?

Lo fundamental es mantener la piel constantemente hidratada. Para ello utilizaremos lociones hidratantes a diario, así como aceites y geles de ducha especiales para pieles atópicas. Consulta con tu farmacéutico, pues existen gran variedad de líneas completas de tratamiento para éste problema y él te informará.

Hay otros factores que nos ayudarán a que los episodios de brote se puedan distanciar como no tener la temperatura y la humedad ambiente en casa demasiado elevada para evitar sudar, tomar duchas con agua templada (nunca caliente) y hacerlas no demasiado prolongadas, no utilizar esponjas duras para no irritar y a poder ser utilizar tanto ropa interior como externa de algodón. Es conveniente también lavar las prendas de ropa con detergentes muy suaves.

Cuando los brotes son muy agudos debemos acudir al dermatólogo, pues el tratamiento más efectivo es a base de corticoides, para reducir el picor y la inflamación. El médico es el que ha de decidir el corticoide adecuado así como la duración del tratamiento para evitar los posibles problemas que el uso continuado de estas sustancias pudiera producir.