PICADURAS

¿Y SI ME PICA UNA MEDUSA?.

Posted on Actualizado enn

Medusa

 

Las medusas son unos organismos marinos, casi transparentes que en determinadas épocas del año (normalmente en primavera-verano) son arrastrados hacia nuestras costas por las corrientes marinas. Poseen unas células urticantes en todo el cuerpo aunque especialmente concentradas en los tentáculos que les sirven como defensa y que al contacto con nuestro cuerpo, o bien por un simple cambio de presión o temperatura se disparan liberando una toxina.

Al contacto con la piel tenemos una sensación dolorosa parecida a una quemadura. Normalmente las lesiones cutáneas son muy locales produciendo dolor, escozor y eritema (enrojecimiento) e incluso a veces formando pequeñas vesículas. Cuando lo sentimos es aconsejable salir del agua pues se pudiera dar el caso, aunque infrecuente con las especies existentes en España, de una reacción anafiláctica que requeriría tratamiento hospitalario. En todo caso, la remisión de la mayoría de las  lesiones se produce en pocos días.

Entonces ¿Qué es lo que debemos hacer ante una picadura?

En primer lugar decir que es muy importante no rascarse la zona tanto con las manos como con toallas o arena. Después habrá que limpiar toda la zona siempre con agua salada o suero fisiológico quitando con unas pinzas todos los restos que hayan podido quedar adheridos. Nunca hay que hacerlo con agua dulce porque por la diferencia de presión osmótica, puede abrir más células urticantes que hayan quedado adheridas.

Una vez hecho esto debemos aplicar frío en la zona durante 15 o 20 minutos, con una bolsa de plástico llena de hielo o con acumuladores de frío, teniendo especial cuidado de no aplicarlo directamente sobre la piel sino con un paño por medio. Después podemos aplicar un antihistamínico en crema o gel (Fenergan o Fenistil), para aminorar en lo posible todas las molestias e incluso alguna pomada o aerosol de hidrocortisona EFP (consulta en tu farmacia). En general, si se toman éstas medidas rápidamente se resuelve la situación en poco tiempo, y no pasa de ahí, en un muy alto porcentaje de los casos.

En el caso de que las molestias continúen por largo tiempo, o empecemos a tener sensación de mareo, vómitos o dolor muy intenso será necesario acudir al médico para que juzgue la posibilidad de prescribir antihistamínicos sistémicos o en casos más agudos la administración de corticoides.

Como prevención solamente decir que hay que tener un especial cuidado y observar antes de entrar en el agua, así como mirar si hay restos de éstos organismos en la orilla. En tu farmacia te pueden informar sobre productos solares con repelente para medusas, consúltales.

Anuncios