OJOS

CÓMO TRATAR LA SEQUEDAD OCULAR.

Posted on

eye-1173863_1920

 

La sequedad ocular o síndrome del ojo seco, se produce porque las glándulas lagrimales no segregan la suficiente cantidad de lágrimas o éstas no son de la calidad suficiente para la lubricación del ojo. Las lágrimas son necesarias tanto para humectar el ojo como para eliminar cualquier partícula que se haya podido introducir en el mismo.

La consecuencia de esto es una sensación de picazón o ardor en los ojos, irritación, enrojecimiento y sensación de arena en los mismos, llegando incluso a tener la visión borrosa.

La sequedad ocular es un problema cada vez más extendido en la sociedad actual. Las principales causas de la misma son:

  • Ambiente seco: La mayoría de las veces producido por la utilización de aparatos de aire acondicionado.
  • Contaminación: La contaminación ambiental, sobre todo en grandes ciudades provoca también sequedad en los ojos.
  • Exposición al sol: La exposición prolongada al sol sin la protección adecuada provoca sequedad. El viento es también causante de este problema.
  • Agentes químicos.
  • Tabaco: Tanto el consumo como los ambientes cargados de humo.
  • Medicamentos anticatarrales
  • Lentes de contacto: Las lentes de contacto aumentan muy considerablemente la sequedad de ojo.
  • Envejecimiento: A medida que la edad avanza la producción de lágrimas va disminuyendo. Contribuyen también los cambios hormonales que tienen lugar con el envejecimiento.
  • Cirugía del ojo: Algunos tipos de cirugía pueden contribuir a la sequedad de los ojos.
  • Ordenadores y teléfonos móviles: La irritación y sequedad del ojo aumenta si pasamos gran cantidad de horas ante la pantalla de un ordenador, o mirando smartphones o tablets.

Si una vez que evitamos en la medida de lo posible éstas causas el problema persiste habrá que pasar a tratarlo adecuadamente.

El primer paso para esto sería el uso de lágrimas artificiales. Consulta con tu farmacéutico sobre el uso de éstas pues existen en el mercado gran variedad de marcas en las que no es necesaria la receta médica. Dentro de esto hay que tener en cuenta que las hay con conservantes y sin ellos. Si no tenemos problemas alérgicos con éstos serán de elección las primeras. En principio, la cantidad de veces a aplicar variará en función de la necesidad. Normalmente es suficiente con la aplicación  entre dos y cuatro veces diarias. Si esto no fuera suficiente, podemos probar a cambiar el tipo de lágrima o a aumentar la frecuencia de aplicación.

Hay casos más graves en que es imprescindible acudir al médico especialista para aplicar otro tipo de tratamiento, como puede ser la utilización de algún tipo de corticoide o el taponamiento parcial del conducto lagrimal para tener un menor drenado.

 

CUIDA TUS OJOS SI TRABAJAS CON UN ORDENADOR,

Posted on

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Hoy 8 de Octubre, como cada segundo jueves de dicho mes se celebra, por designio de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Día Mundial de la Visión. Vamos a aprovechar éste evento para dar unos consejos sobre el cuidado de los ojos    si trabajas con un ordenador.

Bien sea por trabajo, estudio o entretenimiento, lo cierto es que actualmente pasamos muchas horas bien frente a la pantalla del ordenador, o a otros dispositivos tales como portátiles, tablets, smartphones o sentados en el sillón viendo la televisión. Cuando éste tiempo es excesivo, es normal que empecemos a sentir cansancio en los ojos, enrojecimiento, sequedad o picor e incluso dolor de cabeza. Aunque las pantallas actuales LCD no emiten tantas radiaciones como las antiguas son en todo caso perjudiciales para la vista.

El problema viene dado normalmente porque al tener la vista fija en la pantalla estamos disminuyendo el parpadeo, con lo cual aumenta la sequedad, y fijando la vista a una distancia muy corta durante un largo periodo.

¿Qué podemos hacer para disminuir las molestias que esto conlleva?

  • Colocar el monitor a una distancia mínima de 50 cm. Nunca debe estar más cerca de esta distancia y además debe estar un poco por debajo de la línea de visión, ya que así, el enfoque se hace más cómodamente.
  • Mantener el ambiente iluminado. La luz ambiente debe ser mayor que la luz de la pantalla.
  • Mirar a otro lugar más lejano de vez en cuando, para cambiar la distancia de enfoque de los ojos,
  • Parpadear frecuentemente, para evitar que los ojos se sequen.
  • Disminuir en lo posible la iluminación y contraste de la pantalla.
  • Hacer una pequeña pausa cada 30 o 40 minutos apartando totalmente la vista del monitor y mirando a objetos lejanos.
  • Utilizar filtros de pantalla antirradiación. Esto solamente sería necesario en el caso, ya poco probable, de que utilizaras un monitor viejo de tubo.
  •             Si después de haber puesto en práctica todos estos consejos, aún notas sequedad o irritación en los ojos, consulta a tu farmacéutico sobre el uso de algún colirio que ayude a disminuir éstos síntomas.