CABELLO

CAÍDA DEL CABELLO EN OTOÑO.

Posted on

cepillo-pelo

El recambio del cabello a lo largo de nuestra vida, es un proceso totalmente normal. Los cabellos se van renovando, y en cualquier momento hay alrededor de un 15% de ellos que se encuentran en ésta fase (de renovación). Al contrario que los animales que renuevan su pelo al completo de una vez, los humanos lo cambiamos de una manera gradual a lo largo de todo el año.

Un cabello muere, y se cae en aproximadamente tres meses, y al cabo del tiempo aparece uno nuevo en el mismo folículo, que es el que ha empujado al anterior para que caiga.

En alguna época del año la cantidad de pelo que renovamos es superior a otras, y es posible que en primavera o principio de verano muera más pelo que en otras épocas, con lo cual su caída sería más o menos en otoño. Esto puede también deberse a que en primavera – verano, la incidencia de rayos de sol es muy superior a las otras estaciones, y como consecuencia de ello se acelera el crecimiento y por tanto la caída de los cabellos antiguos.

Últimamente la mayoría de los especialistas opinan, que ésta caída otoñal, se está adelantando a final del verano, y esto lo atribuyen al cambio climático.

No obstante, si consideras que tu cabello está cayendo de una manera mayor de lo normal, debes acudir al especialista, para que dictamine si ésta pérdida está dentro de lo normal, o por el contrario estamos ante una enfermedad.

 

En el caso de la caída otoñal (que es pasajera) la pérdida de cabello es totalmente difusa. El cabello cae por todas las zonas de la cabeza de una manera más o menos igual, y hay que diferenciarla de la alopecia, cuya caída afecta más a una zona en concreto y que es mucho más común en los hombres por un efecto hormonal. En mujeres, éste efecto hormonal se nota especialmente en el embarazo, pero es un proceso totalmente reversible.

¿Qué podemos hacer para mantener nuestro cabello saludable?

En primer lugar decir, que existe una falsa creencia con respecto a que lavar el cabello con mucha frecuencia contribuye a su caída. Nada más falso que esto. Al cabello no le pasa nada por lavarlo con frecuencia, y es más, en el caso del cabello graso es muy importante mantenerlo limpio, puesto que la grasa sí lo deteriora.

Por otro lado el secado es bueno hacerlo al aire o en su caso con aire frío. No es bueno someterlo a constantes secados con aire caliente.

En tercer lugar, es bueno, tomar, sobre todo en primavera y otoño, suplementos dietéticos enfocados al cabello, a base de zinc, vitaminas D, B5 y B6(Biotina), y Omega 3.y aminoácidos como cistina. Consulta con tu farmacéutico sobre la amplia variedad de productos de éste tipo que existen en el mercado, y él te aconsejará sobre el uso de los más adecuados a tus necesidades.