BOTIQUÍN

BOTIQUÍN PARA EL VERANO.

Posted on

first-aid-kit-1416695

 

Dedicaremos éste artículo a unos consejos básicos sobre lo que debemos llevar en un botiquín de emergencia para los viajes de vacaciones. No se trata de ir cargado de medicamentos sino de llevar lo suficiente para resolver pequeños problemas de salud sin tener que recurrir al médico.

En primer lugar pondremos en el botiquín unos analgésicos tipo paracetamol o ibuprofeno, que pueden servirnos para un dolor de cabeza, de muelas o el producido después de una pequeña herida o golpe.

Si tienes en la familia alguien proclive a marearse debes llevar remedios para esto. Debes saber que existen en el mercado comprimidos, chicles y jarabe para los más pequeños.

Añadiremos también material de cura de heridas tales como tiritas, gasas, esparadrapo, puntos de sutura y desinfectantes como Betadine o clorhexidina para limpiar la herida y evitar la infección.

Para el caso de esguinces o contusiones vendas elásticas y alguna pomada antiinflamatoria (Voltadol, Flogoprofen, Calmatel etc.).

Son normales en ésta época las picaduras de insectos: Debes añadir por tanto, alguna pomada antihistamínica (Fenergan, Fenistil) y lociones repelentes si el lugar al que viajas es proclive a estos molestos compañeros.

En los viajes al extranjero, sobre todo en determinados países son bastante frecuentes tanto las diarreas como el ardor de estómago. Necesitaremos también antiácidos y antidiarreicos. Tampoco en éstos casos está de más llevar algunos sobres para preparar suero ante una posible deshidratación. Lleva también algún laxante por si pasa lo contrario. En países exóticos bebe siempre agua embotellada y ten especial cuidado con las comidas. Ten en cuenta que en lugares tropicales hay un alto porcentaje de viajeros que tiene algún problema de salud aunque afortunadamente gran parte de ellos son leves y se solucionan en poco tiempo.

Necesitaremos también algún colirio para hidratar el ojo y otro para pequeñas irritaciones (Visadron o Vispring).

Pomada para quemaduras y por supuesto todos nuestros protectores solares.

Y recuerda que sobre todo en viaje, nuestro mejor compañero será la precaución.

En caso de cualquier duda, consulta siempre a tu farmacéutico que te asesorará tanto en lo que debes llevar considerando el destino de tu viaje, como en el uso de todos ellos. Ten en cuenta que éste tipo de medicamentos, aunque se pueden adquirir sin receta, no por ello son menos efectivos que los de prescripción, por lo que siempre debes atenerte a sus instrucciones de uso. Si lo prefieres puedes mandarnos tu duda a éste mismo blog, y con gusto te contestaremos.