ADICCIONES

CUMPLE CON EL DESEO DE DEJAR DE FUMAR ÉSTE AÑO QUE COMIENZA.

Posted on

smoking-150234_1280

 

Estamos ya a principio de año, y como siempre, nos hemos marcado una serie de metas para cumplir. Entre ellas probablemente esté la de dejar de fumar. Ya dijimos en otro artículo dedicado a los efectos del tabaco sobre la piel, que El hábito de fumar es causa de múltiples enfermedades. En primer lugar el tabaco es un potente agente cancerígeno siendo esta causa aproximadamente el 50% de las muertes debidas a éste.

Pero además de esto es causa de otras muchas enfermedades tales como enfisema pulmonar, bronquitis, enfermedades cardiacas etc. Otras enfermedades como por ejemplo el asma puede empeorar mucho con el consumo de tabaco.

Las enfermedades de dientes y encías son provocadas en gran parte por éste hábito, que además de producir mal aliento hace que nuestros dientes se pongan amarillos perjudicando nuestra estética.” Además produce sobre nuestra piel todos los efectos que describimos entonces.

Pues bien, si piensas dejar de fumar, te voy a dar una serie de consejos que te ayudarán en tu empeño.

En primer lugar debes hacer una lista de los motivos por los que quieres abandonar éste vicio: Mejorar la salud, el aspecto de los dientes, el aliento, no ser dependiente de la nicotina, ahorrar dinero etc. Pon en ésta lista todos tus motivos.

Después de esto es bueno fijar una fecha para dejarlo. No tiene por qué ser muy cercana, pero tampoco excesivamente demorada en el tiempo. Procura escoger un día que sea tranquilo, que no tengas demasiado trabajo. Si te resulta más fácil, puedes llevar desde ahora hasta esa fecha un registro de los cigarrillos que fumas para saber cuales son los cigarrillos que fumas automáticamente y los que te será más difícil abandonar.

Será también bueno que se lo comuniques a familiares y amigos, pues ellos seguro que te apoyan en tu decisión. La noche anterior debes deshacerte de cuantos paquetes de tabaco tengas en casa.

Una vez llegado el día tómalo con calma. Piensa que el primer día es el más difícil, pero también el más importante. Bebe bastante agua. Cambia las situaciones en las que fumabas siempre. Procura hacer comidas ligeras, pues detrás de las abundantes apetece más fumar.

Durante los días siguientes debes marcarte objetivos a corto plazo. Es mejor pensar “No voy a fumar hoy” que pensar que has dejado de fumar para siempre. En los primeros días es normal que aparezcan las ganas de fumar con cierta frecuencia. Es el “Mono de la nicotina”. Aguanta pues es solamente cuestión de unos segundos. Luego esto se irá espaciando en el tiempo hasta llegar a desaparecer.

 

Cuidado con el alcohol y el café, pues con éstos es más fácil tener ganas de fumar. Si por algo caes y coges un cigarrillo, no abandones. Piensa que no ha pasado nada y sigue sin fumar.

No obstante si crees que necesitas algún tipo de apoyo, debes consultar con tu médico o farmacéutico, pues existen productos en el mercado a base de nicotina (en comprimidos, parches, chicles o aerosol) que pueden ayudarte, y ellos te recomendarán el más adecuado según tus necesidades y gustos.

 

 

 

 

 

Anuncios

LOS EFECTOS DEL TABACO SOBRE LA PIEL.

Posted on

smoking-1435837

 

El hábito de fumar es causa de múltiples enfermedades. En primer lugar el tabaco es un potente agente cancerígeno siendo esta causa aproximadamente el 50% de las muertes debidas a éste.

Pero además de esto es causa de otras muchas enfermedades tales como enfisema pulmonar, bronquitis, enfermedades cardiacas etc. Otras enfermedades como por ejemplo el asma puede empeorar mucho con el consumo de tabaco.

Las enfermedades de dientes y encías son provocadas en gran parte por éste hábito, que además de producir mal aliento hace que nuestros dientes se pongan amarillos perjudicando nuestra estética.

Vamos a ver en éste artículo los efectos indeseables que fumar acarrea para nuestra piel: Una gran cantidad de estudios sobre fumadores afirman que el consumo de tabaco es causa del envejecimiento prematuro de la piel. El consumo de tabaco reduce en gran medida la oxigenación de la piel por disminuir en ésta el flujo sanguíneo y como consecuencia de ello se vuelve más áspera y reseca. Por esta misma razón, la cicatrización de las heridas está alterada con lo que ésta se retrasa y deja mayores cicatrices.

Con el consumo constante de tabaco aumentan las reacciones oxidativas y por tanto la producción de radicales libres, que como hemos dicho en anteriores artículos favorecen el envejecimiento de la piel. Además interfiere en la absorción de vitamina A que como también hemos comentado, es muy necesaria para neutralizar dichos radicales. La vitamina A es asimismo necesaria para la producción de colágeno, con lo que al disminuir éste la piel se vuelve menos tersa y con aspecto de envejecida, con gran tendencia a formar estrías sobre todo en la zona del abdomen.

En la mayoría de los estudios se ha visto asimismo que la piel de las mujeres acusa más los efectos que la de los hombres, quizás porque éstas tienen la piel más fina.

Resumiendo lo visto en varios puntos, el tabaco causa en la piel:

  • Envejecimiento prematuro.
  • Cicatrización más lenta.
  • Aumenta procesos oxidativos y por tanto favorece la formación de radicales libres.
  • Interfiere en la absorción de vitamina A, y disminuye la formación de colágeno y elastina.
  • Se forman arrugas en los labios por el hecho de aspirar el cigarrillo.

Por todas estas razones, es imprescindible que abandones el hábito de fumar. Si crees que no puedes hacerlo por tus propios medios, has de consultar con el médico o el farmacéutico para que te indiquen los distintos métodos o en su caso te informen sobre todos los productos existentes y  la forma de utilización para apoyarte en la deshabituación.

 

 

 

CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR CON LA AYUDA DE LA FARMACIA.

Posted on

tabac

Con motivo de celebrarse entre el 10 y el 17 de septiembre la semana del cáncer de pulmón, vamos a dar aquí una serie de consejos que nos ayuden a dejar de fumar.

Lo primero que hay que tener muy claro para conseguir dejar de fumar, aunque parezca obvio, es que realmente queremos dejar el tabaco.

Una vez que esto está claro, hay que elegir una fecha. Ésta no debe prolongarse demasiado en el tiempo una vez que hemos tomado la decisión. Sería bueno durante un periodo de aproximadamente una semana antes de dejarlo, apuntar en una agenda el número y hora de los cigarrillos consumidos, pues esto nos valdrá posteriormente para saber en qué momentos y situaciones fumamos más y poder así evitarlos.

La noche anterior al día elegido, tenemos que deshacernos del todo el tabaco que tengamos. Ya en el día, lo primero que debemos hacer es tomar un buen desayuno, para evitar el hambre a media mañana.

Es importante al principio ponerte al menos mentalmente pequeñas metas. No pienses nunca “voy a dejar de fumar para toda la vida” sino “hoy no voy a fumar”, pues nos hará mucho más llevadero el esfuerzo.

Durante los primeros días es normal tener ataques de ansiedad por el tabaco. Éstos van desapareciendo paulatinamente y al cabo de unos días prácticamente desaparecen. Ten en cuenta que nuestro organismo elimina casi toda la nicotina en un periodo de 48 horas. Al principio debemos cambiar los hábitos como tomar café o consumir alcohol pues son cosas que tendremos asociadas al consumo de tabaco y aumentarán nuestra ansiedad. Procura beber bastante cantidad de agua pues te ayudará a controlar esa ansiedad.

En ésta primera etapa nos ayudará mucho contarlo a familiares, amigos y compañeros de trabajo, pues ellos nos apoyarán en el esfuerzo.

Una vez superados los primeros días toca conservarlo. Nunca debemos pensar que por un cigarrillo que fumemos no pasa nada. Un cigarrillo no nos va a quitar la ansiedad y sin embargo nos va a hacer más difícil continuar con el camino emprendido. No obstante si fumamos una vez por la circunstancia que sea no hay que deprimirse sino pensar que hemos tenido un tropezón y debemos seguir con nuestro empeño.

Si necesitamos algún apoyo extra debemos consultar a nuestro farmacéutico. Él nos podrá aconsejar sobre el uso de parches, chicles, caramelos o pulverizadores de nicotina tales como Nicotinell, Nicorette etc. Son medicamentos sustitutivos que pueden ayudarnos a controlar los ataques de ansiedad durante los primeros meses de abstinencia.

Si aun así somos incapaces de abandonar el tabaco, debemos consultar con el  médico, por si considera apropiado el uso de otro tipo de medicamentos ansiolíticos (como vareniclina).