Mes: abril 2016

CONSEJOS POSTURALES PARA CUIDAR TU SALUD EN EL TRABAJO.

Posted on

Mujer_Oficina

El día 28 de Abril, se celebra cada año el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Esta fecha fue establecida por la OIT, y en ella también se hace una conmemoración a las víctimas de accidentes de trabajo.

Aprovechando el motivo de la Seguridad y la Salud en el trabajo vamos a recordar aquí una serie de consejos en cuanto a las posturas a adoptar, tanto si trabajas de pie como sentado, para no sentir los efectos de malas posturas en la espalda o algunas articulaciones del cuerpo.

Una mala postura, tanto si trabajas de pie como sentado unida al cansancio del mismo o al estrés del trabajo puede ser la causa de dolores lumbares, de articulaciones y de tensiones en nuca y espalda.

  • Si trabajamos de pie:

 

  • Mantener una buena alineación del cuerpo, es fundamental. La cabeza, la nuca y la espalda deben estar correctamente alineadas. Para mantener un buen reparto del peso del cuerpo debe adoptarse esta postura con los pies paralelos y ligeramente separados, poniendo uno de ellos ligeramente más adelantado. Hay que evitar separar las piernas demasiado.
  • Cuando nos agachemos, hay que hacerlo doblando las rodillas y no la espalda. La espalda debe permanecer lo más recta posible.
  • Si vamos a levantar peso, solamente hay que llevarlo hasta la altura del pecho. No elevarlo más. Si hay que subirlo más alto hay que utilizar bien una escalera de mano o un taburete.
  • Si el peso se transporta hay que ponerlo pegado al cuerpo, y mantenerlo con los dos brazos, no cargarlo a un solo lado.
  • No hay que mantener durante mucho tiempo la misma posición. Si es posible, hay que intentar alternar tareas que requieran diferentes posiciones.

 

  • Si trabajamos sentados:

 

  • Mantener la cabeza alineada con la espalda.
  • Las piernas dobladas en ángulo recto.
  • La espalda debe estar apoyada contra el respaldo de la silla.
  • Si los pies no llegan al suelo utilizar siempre un reposapiés.
  • La mesa ha de tener la altura correcta. No ha de estar ni alta ni baja. Además deberá estar próxima a la silla para evitar inclinarnos hacia adelante.
  • Si la silla es de ruedas, es mejor que tenga 5 patas, para una mejor estabilidad. En todo caso hay que tener cuidado al sentarse para que ésta no se desplace hacia atrás.
  • Si trabajamos delante de la pantalla del ordenador, ésta debe estar a la altura de los ojos para evitar doblar la nuca.

En todo caso, si es posible, hay que hacer pequeños periodos de descanso entre las distintas tareas, hacer pequeños ejercicios, como mover la cabeza de un lado a otro, mover los brazos y las piernas y si trabajamos ante una pantalla también parpadear los ojos frecuentemente. En el trabajo hay que intentar siempre combatir el sedentarismo.

 

LAS CLAVES PARA UNA BUENA DEPILACIÓN.

Posted on

Cera01

Vamos a ver a continuación los distintos tipos de depilación que podemos realizar en casa y los consejos para hacerla correctamente.

A – Depilación con maquinilla de cuchillas: Este tipo de depilación quizá sea el más frecuente. Para realizarlo solamente hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • No depilar nunca en seco: Siempre que hagamos este tipo de depilación debemos hacerlo utilizando una espuma o un gel de depilación. Nunca hay que hacerlo en la ducha sin aplicar ningún producto especial para ello. En general es más adecuado utilizar geles que tienen más penetración y llevan productos, como por ejemplo Aloe con propiedades antiinflamatorias.
  • No depilar con la piel irritada: Nunca depiles si tienes la piel irritada, muy seca o has tomado últimamente demasiado sol.
  • No compartir la maquinilla: Cuando te depilas se pueden producir en la piel pequeñas irritaciones, pequeños traumatismos o algunos microcortes. Si compartimos la maquinilla con otras personas, podemos estar favoreciendo la transmisión de enfermedades.

B – Depilación con maquinilla eléctrica: La depilación con maquinilla eléctrica requiere que el vello tenga un mínimo de longitud para que la máquina lo pueda agarrar y extraerlo. Nunca intentes hacer esta depilación si el vello es muy corto pues no vas a obtener los resultados apetecidos. Para esto es recomendable:

  • Hacer una exfoliación de la piel: Puedes hacerla uno o dos días antes de la depilación. Con ello conseguirás que el vello sea más fácil de eliminar. No olvides también aplicarte una buena crema hidratante.
  • Tomar un baño: Es recomendable hacerlo antes de la depilación, pues con ello conseguirás que se abran los poros y el vello sea más fácilmente eliminable y con menos dolor.
  • Pasar la maquinilla en el sentido de crecimiento del vello. Aunque al hacerlo en sentido contrario, apuramos más, también es cierto que la piel queda más irritada.
  • Aplicar después una buena crema hidratante o una crema con Aloe Vera que como hemos dicho anteriormente tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Evitar la exposición al sol hasta pasadas unas cuantas horas.

C – Depilación con cera: Un método utilizado muy frecuentemente en los hogares y también en entorno profesional. Se trata simplemente de extender una cera especial para esto, caliente para que esté derretida, esperar a que endurezca y separarla dando un tirón en el sentido contrario al del crecimiento del vello. Es un método sencillo pero al que hay que prestar una serie de atenciones:

  • Como en la depilación con maquinilla es bueno hacer una exfoliación unos días antes, y tener la piel perfectamente hidratada.
  • Cuidado con la temperatura de la cera: Una vez que la cera se derrita, déjala enfriar un poco antes de aplicarla, pues la temperatura de fusión es superior a la que la piel puede aguantar sin quemarse. Nunca apliques la cera a más de 42ºC.
  • No te depiles con cera si hace poco que te has expuesto al sol. Debes dejar pasar al menos 36 horas, y nunca te expongas de nuevo al sol hasta pasadas al menos 24 horas de la depilación. Ni que decir tiene que te apliques un buen fotoprotector.
  • Si tienes la piel muy sensible utiliza ceras de depilación en frío que son menos irritantes para la piel. Consúltalo en tu farmacia.

D – Depilación láser: Aunque hoy día existen ya equipos para utilización en el hogar, aún no están muy extendidos y hoy por hoy quizás sea mejor que sea realizada por profesionales. Hay que tener un especial cuidado con el sol en éste tipo de depilación. NUNCA se puede tomar antes de quince días y en ese caso con un fotoprotector total y en periodos muy cortos observando siempre que no haya rojeces ni cambio de color en la piel.

CLAVES PARA LA DIETA EN LA MENOPAUSIA.

Posted on

Madura02

Como ya sabemos, la menopausia es el momento en que cesa la menstruación en la mujer. Los ovarios entonces dejan de producir óvulos y el organismo produce desde ese momento mucha menor cantidad de hormonas femeninas: estrógenos y progesterona. A partir de ese momento se detiene la capacidad reproductiva de la mujer, aunque hay que dejar un periodo de aproximadamente doce a dieciocho meses para estar totalmente segura de ello. Se considera que una mujer ha llegado a la menopausia cuando está sin menstruación durante un año completo. Normalmente en las mujeres mediterráneas esto se produce entre los 45 y los 55 años.

Como consecuencia del cambio hormonal citado se producen en la mujer una serie de sintomatologías, que sin ser graves, muchas veces son especialmente molestas. Los síntomas más frecuentes son:

  • Sofocos y sudores: Muy frecuentes en los dos primeros años y disminuyendo a medida que avanza el tiempo.
  • Insomnio
  • Latidos cardiacos fuertes
  • Dolores de cabeza
  • Sequedad vaginal que conlleva a relaciones sexuales dolorosas.
  • Enrojecimiento de piel….

En muchas ocasiones, y cuando los síntomas son muy acusados el médico puede considerar la utilización de terapia hormonal sustitutoria, u otro tipo de medicamentos para disminuirlos.

Aquí, vamos a dar simplemente una serie de consejos para afrontar esta etapa con menos complicaciones, y evitando también el aumento de peso:

Haz una dieta equilibrada: Come las cantidades adecuadas a tu estatura y complexión, y aumenta el consumo de frutas y verduras. Aumenta así mismo la ingesta de productos lácteos, que te aportarán vitaminas y calcio para fortalecer los huesos y compensar la pérdida de calcio que se produce en este periodo. Controla tu peso para estar en unas cifras normales, ni muy gruesa ni excesivamente delgada.

Aumenta el ejercicio: Dedica al menos media hora al día a hacer un poco de ejercicio. Tanto andar como correr con moderación, así como la bicicleta o la natación, te ayudarán a fortalecer los músculos y a aumentar la masa ósea.

No fumes: Abandona el tabaco y disminuye la cantidad de alcohol y sustancias excitantes tales como el café o el té.

Bebe más cantidad de agua: Con ella eliminarás más toxinas y mantendrás tu cuerpo correctamente hidratado.

Agrega soja a tu dieta: La harina y el aceite de soja tienen unas sustancias llamadas fitoesteroles que actúan en el organismo de una forma similar a las hormonas femeninas. En los países orientales, en los que se consume mucha soja, se observó que las mujeres prácticamente no padecían éstos síntomas. Actualmente hay estudios que demuestran que el aporte de fitoesteroles disminuye notablemente las molestias asociadas a la menopausia. Puedes aportar esta soja a tu organismo en cápsulas o suplementos dietéticos existentes en la farmacia. Consúltaselo a tu farmacéutico para que te asista en la elección de los mismos.

 

CÓMO TRATAR LA GASTROENTERITIS.

Posted on

gastroente

 

La gastroenteritis infecciosa aguda (que es de la que aquí vamos a hablar) es una inflamación de la mucosa gástrica e intestinal, producida por un agente infeccioso (bacteria, virus o parasito) o por las toxinas generadas por éste que ocasiona un problema en la absorción y secreción del agua y las sales minerales.

En nuestro país, la causa más frecuente de este tipo de infección es la Salmonella o algún tipo de virus llamado rotavirus. Precisamente, contra éste último se ha desarrollado recientemente una vacuna que está disponible en las farmacias.

En general éste tipo de infección se produce por la ingestión de alimentos o aguas contaminadas, aunque en los países desarrollados ésta última vía es infrecuente. En el caso de países con menores controles sanitarios la trasmisión por aguas contaminadas es muy común y muchas veces produce gastroenteritis a personas no acostumbradas a algunos tipos de gérmenes. Es la llamada “diarrea del viajero”.

Como hemos dicho antes, en nuestro país la causa más frecuente es la infección por Salmonella, y se produce por la ingestión de huevos o productos lácteos contaminados por la misma. La gastroenteritis se producirá o no dependiendo de la cantidad de patógeno ingerida, de su virulencia y de las condiciones del individuo, es decir, del estado de su flora intestinal, de su nivel de defensas, o la cantidad de ácidos gástricos.

El principal síntoma de la gastroenteritis es la diarrea, es decir, el aumento del número de deposiciones, así como la consistencia de las heces (son más líquidas). Junto con la diarrea puede ir o no asociado el vómito y los retortijones. La mayoría de los episodios de gastroenteritis remiten por sí solos y no es necesario acudir al médico, salvo en el caso de niños y ancianos en los que puede haber algún problema y sí será necesaria la consulta. En general, los antibióticos están desaconsejados pues pueden prolongar la diarrea. El tratamiento ha de consistir en mantener una buena hidratación a base de líquidos con sales y zumos de fruta. Estos líquidos rehidratantes puedes adquirirlos en la farmacia, pero si no fuera posible podemos hacer uno casero añadiendo a una botella de litro y medio de agua embotellada, dos cucharadas grandes de azúcar, una cucharadita de sal, y otra de bicarbonato y todo el zumo de un limón.

Existen muchos medicamentos en la farmacia, para los que no es necesaria receta médica, y son muy efectivos tanto para el tratamiento de todos los síntomas asociados como para la reposición de sales y flora bacteriana. Consulta siempre con tu farmacéutico, para que te dispense los más adecuados a tu estado y tu sintomatología.

Si existiera una diarrea sanguinolenta y/o fiebre alta no está aconsejado el uso de los medicamentos anteriormente citados. En este caso hay que acudir rápidamente al médico.

CONSEJOS PARA CUIDAR TU PIEL DURANTE EL EMBARAZO.

Posted on

embarazo01

 

Todos los cambios hormonales que tienen lugar durante el embarazo, así como los endocrinos o vasculares tienen siempre un reflejo externo, y particularmente en la piel. Por otro lado, el estiramiento que sufre la misma en éste periodo provoca alteraciones como estrías por ejemplo.

Vamos a enumerar aquí los principales problemas de la piel durante esta etapa de la mujer y luego daremos unos consejos sobre cómo tratarla.

  • Estrías: Es el problema más frecuente de la piel en éste periodo. De hecho lo sufren más del 90% de las embarazadas. Los cambios hormonales, afectan a la producción de colágeno y elastina. Las estrías comienzan como unas líneas de color violáceo en la piel, cambiando luego a rosadas y acabando como líneas blanquecinas. Evitarlas, en la medida de lo posible, comenzaría por utilizar cremas muy hidratantes durante los tres primeros meses, cambiando a partir del cuarto a una crema antiestrías propiamente dicha, con una formulación adecuada para éste problema. Existe una amplia variedad de éstas en tu farmacia. Pregúntales y ellos te ayudarán en la elección.
  • Manchas Oscuras: Durante el embarazo, muchas zonas de la piel, especialmente las más pigmentadas como las areolas y los pezones, o los labios de la vulva, tienden a oscurecerse más. Normalmente aparece también una línea que va desde el ombligo hasta el pubis. Se oscurecen también otras zonas como el interior de los muslos. En general a esto no hay que darle mucha importancia, pues es un problema que revierte una vez finalizado el embarazo. En todo caso pudiera quedar una zona algo más oscurecida, pero sin ninguna importancia.

Pueden aparecer otro tipo de manchas, en la frente, en la cara, en los labios o en las mejillas. Estas son el llamado melasma, que normalmente no desaparece al finalizar el embarazo, y es más difícil de quitar. El melasma, suele estar producido por haber tomado mucho sol, o haber usado anticonceptivos anteriormente. Si éste no desaparece, deberás consultar con el dermatólogo, por si considerase adecuado el uso de despigmentantes para su tratamiento.

  • Picores: El estiramiento que sufre la piel puede provocar una deshidratación de la misma. Asociado a esto aparecen los picores. Para evitarlos no hay nada mejor que mantener correcta hidratación. Consulta a tu farmacéutico. Además de ello deberás beber suficiente cantidad de agua y usar ropa ligera que favorezca la transpiración.
  • Enrojecimiento de manos y pies: El enrojecimiento de las palmas de las manos y las plantas de los pies es muy frecuente. Es un problema totalmente pasajero que desaparece con el parto.

Durante el embarazo, las personas que habitualmente tienen lunares y pecas en la piel verán que éstas también oscurecen y quedan más marcadas. Es normal. También tiende a desaparecer este oscurecimiento con el parto.

Por lo demás, solamente decir, que durante el embarazo, y no solamente para la piel, hay que mantener una alimentación correcta y equilibrada, beber suficiente cantidad de agua, para mantener la hidratación, no tomar el sol y utilizar siempre en cara y cuerpo cremas fotoprotectoras.

CÓMO TRATAR LA CELULITIS CON LA AYUDA DE LA FARMACIA.

Posted on

Celulitis

 

Lo que entendemos normalmente por celulitis, o piel de naranja, es la acumulación de tejido adiposo, formando nódulos de grasa que se acumulan en cavidades debajo de la piel. La piel de naranja no se puede considerar una enfermedad en sí: hay otros tipos de celulitis, como por ejemplo la infecciosa que sí es enfermedad pero que no vamos a tratar aquí.

Aunque la celulitis la padecen tanto hombres como mujeres, hay que decir, que mientras en éstos es raro apreciarla, en las mujeres el porcentaje de padecimiento llega hasta cerca de un 95%. Esta diferencia se debe fundamentalmente a la diferencia de hormonas entre unos y otras. Las mujeres tienen hormonas como los estrógenos y la progesterona que favorecen en gran medida tanto la retención de líquidos como el acúmulo de grasa en determinadas zonas del cuerpo. También influye la raza: la mujer mediterránea tiene muchísima mayor tendencia que las orientales o las de raza negra.

La celulitis hace también su aparición con mayor frecuencia en ciertas etapas de la vida de la mujer, como la pubertad, el embarazo o la menopausia. Ciertas alteraciones de carácter endocrino, como la diabetes, enfermedades hepáticas o tiroideas aumentan el riesgo de padecerla.

Según sea la acumulación de grasa podemos diferenciar dos tipos de celulitis: la blanda y la dura. Ésta última es la que se aprecia en forma de hoyos en la piel.

En cuanto al tratamiento, aunque es muy difícil suprimirla totalmente, sigue los siguientes consejos para disminuirla y evitar en lo posible su avance:

  • Sigue una dieta equilibrada: Aumenta la cantidad de verduras y frutas, evitando las grasas, los azúcares y las bebidas gaseosas. Mantén tu peso, dentro de lo posible, en los niveles adecuados a tu complexión y estatura. También hay que evitar en la dieta el consumo excesivo de sal pues aumenta la retención de líquidos.
  • Practica ejercicio moderado: El ejercicio físico mejora la circulación de la sangre, y favorece la eliminación de toxinas.
  • Masajes: Los masajes, aunque no hagan desaparecer totalmente la celulitis, pueden mejorarla.
  • Usa anticelulíticos: Aunque el uso de anticelulíticos no cura la celulitis, con el uso constante de los mismos puedes disminuirla y mejorar mucho el aspecto de tu piel. Consulta con tu farmacéutico para que te ayude en la elección. Ten en cuenta que hay una serie de factores a la hora de elegir una buena crema anticelulítica: En principio ha de llevar algún componente que mejore la circulación a base de fortalecer los capilares. Dentro de éstos productos estarían los formulados con Castaño de Indias o Ruscus. Han de llevar también sustancias lipolíticas como cafeína, carnitina etc, y además deben presentar una buena formulación galénica que favorezca la penetración de éstos principios activos, a la vez que deje la piel suave e hidratada.

 

Por otro lado debes evitar:

  • El consumo de tabaco: El tabaco aumenta el acumulo de toxinas.
  • Estrés
  • Estreñimiento: También éste puede aumentar el nivel de toxinas en el organismo.
  • Calor excesivo: Evita el calor excesivo tanto en los ambientes que frecuentes como en las exposiciones prolongadas al sol. El calor provoca una vasodilatación y con ello la circulación es más dificultosa.
  • Anticonceptivos: Los anticonceptivos aumentan los niveles de estrógenos en el organismo, que como hemos dicho antes, son hormonas que favorecen el acúmulo de grasas y la retención de líquidos.
  • Ropa ajustada: La ropa ajustada no favorece la circulación sanguínea.

 

CONSEJOS CLAVE PARA MANTENER UNA BUENA SALUD.

Posted on

manzana

 

Hoy 7 de abril de 2016 es el Día Mundial de la Salud según la OMS. Este año está dedicado a la diabetes, tanto a su prevención como a su tratamiento.

Ya que nosotros publicamos un post no hace mucho tiempo, dedicado a esta enfermedad (concretamente el 10 de Noviembre de 2015) vamos a aprovechar la ocasión para dar unos consejos generales para el mantenimiento de una buena salud.

Podemos considerar que la salud es un estado general de equilibrio del organismo, tanto a nivel físico como psíquico en el que el individuo se encuentra bien, y que visto desde un punto de vista subjetivo, sería la ausencia de enfermedad en el mismo. Concretamente la Organización Mundial de la Salud, actualmente lo define como “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

            Para mantener nuestro estado de salud en buen nivel debemos:

  • Comer adecuadamente: Hay que mantener una ingesta de calorías equilibrada con el consumo de las mismas. Comer alimentos sanos. Aumentar la cantidad de frutas y verduras en nuestra ingesta diaria, Disminuir el consumo de grasas, pero manteniendo la ingesta de carne, cereales y legumbres.
  • Practicar ejercicio: El ejercicio físico moderado es muy recomendable para tener una buena salud, ya que ayuda a nuestro organismo a quemar calorías, a mejorar el tono muscular, a disminuir la tensión nerviosa y el estrés. Aumenta también la calidad del sueño, la calidad de la vida sexual, y disminuye los niveles de glucosa o colesterol. También la práctica de ejercicio aumenta la liberación de endorfinas que contribuyen a mejorar la sensación de felicidad y a disminuir la tensión nerviosa.
  • Mantener una buena higiene: La higiene y el aseo personal tanto de la piel como de la boca y el cabello previene infecciones y por lo tanto enfermedades.
  • Mantener un buen estado psicológico: Además de evitar en lo posible el estrés.
  • Alejarnos en lo posible de las agresiones externas: como el exceso de sol por ejemplo, que puede dañar gravemente nuestra piel.
  • Descansar bien a diario: para que el cuerpo se recupere de la actividad del día.
  • En periodos de mayor desgaste físico o mental ayudarnos de algunos suplementos: Consulta con tu farmacéutico, para que te aconseje sobre algunos suplementos dietéticos o complejos vitamínicos si tienes un periodo de mayor desgaste físico o mental (como exámenes, por ejemplo) pues en éstas ocasiones, aun cuando la dieta sea correcta y equilibrada, podemos necesitar un aporte extra de los suplementos citados.