Mes: noviembre 2015

HERBORISTERÍA Y EMBARAZO.

Posted on

rosemary-1324363

Por distintos estudios realizados, se ha llegado a la conclusión de que la herboristería es ampliamente utilizada por mujeres embarazadas. Es verdad, que hay una serie de plantas que pueden ayudar eficazmente durante esta etapa, pero también hay que indicar que a veces las plantas se utilizan sin la consulta a un profesional sanitario, con lo que se puede atentar seriamente contra la salud, ya que no todas son inocuas durante la gestación. Cuando la mujer acude al médico, éste le informa sobre los efectos adversos que pueden causar ciertos medicamentos, pero en la mayoría de los casos el uso de plantas medicinales lo hace ésta por su cuenta sin consultar a éste o al farmacéutico por creer que las plantas, al ser un producto natural, no pueden hacer daño. Nada más lejos de la realidad: hay cantidad de ellas que son muy beneficiosas, pues evitan utilizar medicamentos que podrían tener efectos colaterales, pero hay otras absolutamente contraindicadas. Además hay plantas que pueden interactuar con ciertos medicamentos prescritos, causando efectos adversos en el feto e incluso pudiendo llegar a ser abortivos.

Vamos a hacer un repaso por las plantas más comúnmente utilizadas, pero sin hacer ninguna recomendación. Antes de tomar cualquiera de ellas sea en cápsulas, aceite o infusión CONSULTA A TU MÉDICO O FARMACÉUTICO, para que te informen adecuadamente sobre si es o no conveniente que la utilices.

           Arándano rojo: Reduce la frecuencia de infecciones urinarias. En principio es seguro durante el embarazo.

          Valeriana: La raíz es utilizada tanto para tratar estados nerviosos como para inducir el sueño. Debido a la falta de estudios sobre ella no se debe utilizar durante el embarazo, salvo prescripción facultativa

  • Jengibre: En los primeros meses del embarazo puede ayudarte a combatir las náuseas. Puedes tomarlo tanto en cápsulas como en infusión, pues no presenta problemas.
  • Manzanilla: Solamente puede utilizarse de manera esporádica. En grandes cantidades puede provocar un aborto por estimulación del útero.
  • Boldo: Lo mismo que la manzanilla no es bueno en grandes cantidades.
  • Camilina: No se han realizado estudios sobre la seguridad de esta planta en el embarazo, por lo que no se aconseja su uso.
  • Fumaria: No se puede tomar. Puede ser peligrosa para el feto.
  • Fucus: Tampoco sobre esta planta se han realizado estudios en el embarazo. Consulta a tu médico.
  • Té Verde: Los estudios realizados no muestran ningún problema por su ingestión durante el embarazo.

 

Las siguientes están absolutamente contraindicadas en embarazo y lactancia: Árnica, Ajenjo, Frángula, Cardo Mariano, Culantrillo, Angélica, Artemisia, Eucalipto, Gayuba, Uña de gato, Malva, Marrubio, Sen, Milenrama, Regaliz, Menta poleo, Ruibarbo, Ruta y Quina.

Por último insistir: NUNCA TOMES HIERBAS SIN CONSULTAR A TU MÉDICO O FARMACÉUTICO.

 

Anuncios

DERMATITIS ATÓPICA

Posted on

dermatitis-atopica

 

La dermatitis o eczema atópico es una enfermedad crónica de la piel consistente en gran sequedad acompañada de descamación, irritación y que normalmente pasa por unas fases  de brote que es cuando los síntomas se presentan con mayor virulencia, alternadas con otras fases de poca actividad. No es una enfermedad contagiosa. Afecta mucho más a los niños que a los adultos: la padecen alrededor de un 15 o 20% de bebés frente a alrededor de un 4% de adultos.

En el caso de los bebés la enfermedad se  suele presentar de una manera repentina, con picores y piel seca y descamada. Las zonas más afectadas suelen ser, la cara, codos y rodillas. No hay que confundir esto con la dermatitis del pañal (a la que ya dedicamos un artículo), pues la dermatitis atópica rara vez afecta a ésta zona. En la mayoría de los casos la enfermedad va remitiendo a medida que el niño crece.

No se conocen las causas de ésta enfermedad, si bien hay estudios que parecen vincularla a la fiebre del heno y al asma, ni tampoco existe un tratamiento que la cure. Sin embargo, hay estudios que indican que por una serie de factores que enumeramos a continuación, podemos tener mayor riesgo de padecerla. Estos factores son:

  • Clima: Si el clima es frío, hay mayor riesgo de padecer la enfermedad.
  • Antecedentes familiares: Como hemos dicho antes, hay estudios que la vinculan al asma y a la fiebre del heno. Si uno o ambos padres padecen éstas enfermedades el riesgo de dermatitis es mayor.
  • Sexo: Estadísticamente las mujeres padecen más ésta enfermedad que los hombres.

El  problema de la piel atópica es que su misma sintomatología induce a empeorar la enfermedad: Como la piel está reseca y pica, el paciente tiende a rascarse. Con esto provoca inflamación en la piel y al alterar la propia barrera de ésta es posible que se infecte.

¿Cómo podemos controlar la sintomatología de la enfermedad?

Lo fundamental es mantener la piel constantemente hidratada. Para ello utilizaremos lociones hidratantes a diario, así como aceites y geles de ducha especiales para pieles atópicas. Consulta con tu farmacéutico, pues existen gran variedad de líneas completas de tratamiento para éste problema y él te informará.

Hay otros factores que nos ayudarán a que los episodios de brote se puedan distanciar como no tener la temperatura y la humedad ambiente en casa demasiado elevada para evitar sudar, tomar duchas con agua templada (nunca caliente) y hacerlas no demasiado prolongadas, no utilizar esponjas duras para no irritar y a poder ser utilizar tanto ropa interior como externa de algodón. Es conveniente también lavar las prendas de ropa con detergentes muy suaves.

Cuando los brotes son muy agudos debemos acudir al dermatólogo, pues el tratamiento más efectivo es a base de corticoides, para reducir el picor y la inflamación. El médico es el que ha de decidir el corticoide adecuado así como la duración del tratamiento para evitar los posibles problemas que el uso continuado de estas sustancias pudiera producir.

 

 

 

 

 

EL RITUAL DE BELLEZA PERFECTO ANTES DE IR A LA CAMA.

Posted on

moisturise-me-1424465

Si bien en la mañana la mayoría de las mujeres atienden al cuidado de la piel, no pasa lo mismo con los cuidados de noche. Hay un gran porcentaje de mujeres que aún no tienen costumbre de dedicar unos minutos al cuidado ésta antes de acostarse.

Sin embargo, durante las horas de sueño, es cuando la piel se regenera más rápidamente: algunos estudios hablan de que la regeneración es entre tres y cuatro veces más rápida que a lo largo del día. La piel, igual que el resto del organismo aprovecha las horas de sueño para reparar todas las agresiones externas que ha sufrido durante la jornada (sol, viento, contaminación etc.). Es por ello que a partir de los veinticinco años es necesario atender a su cuidado antes de acostarnos.

¿Cuáles son los gestos a seguir antes de irnos a la cama?

  • Lo primero es una limpieza profunda del cutis. Limpia primeramente los ojos con una loción adecuada para ello, y después utiliza una leche limpiadora por el resto de la cara para limpiarla a fondo y quitar cualquier resto de maquillaje. Por supuesto esta leche debe ser adecuada a tu tipo de cutis seco, graso o mixto.
  • Seguidamente utilizaremos un tónico facial, que refrescará la piel y eliminará el exceso de grasa dejando una agradable sensación de frescor.
  • Existen soluciones micelares o similares que cumplen las dos funciones indicadas de una sola vez, es decir, limpian y tonifican además de poder ser utilizadas también para la limpieza de ojos.
  • Por último hay que hidratar y nutrir la piel utilizando una crema de noche. Dependiendo de la edad ésta crema debe ser hidratante, si aún eres muy joven, o antiarrugas y nutritiva en el caso de ser madura. Puedes también utilizar un serum adecuado a tu edad después de la limpieza, o sea, inmediatamente antes de la crema. Éste serum complementará a la crema en cuanto que aumenta sus beneficios.Antes de acabar éste artículo, tengo que recordarte lo que hemos dicho ya en varias ocasiones: Para mantener la piel hidratada y tersa deja de fumar, bebe bastante cantidad de agua a lo largo del día y ten mucho cuidado con la exposición al sol. Utiliza en todo tiempo fotoprotectores.
  • En tu farmacia te informarán sobre los distintos tratamientos existentes en ella, y que sean adecuados para ti, en función de tu edad y tipo de piel.
  • Antes de acabar éste artículo, tengo que recordarte lo que hemos dicho ya en varias ocasiones: Para mantener la piel hidratada y tersa deja de fumar, bebe bastante cantidad de agua a lo largo del día y ten mucho cuidado con la exposición al sol. Utiliza en todo tiempo fotoprotectores.

 

 

 

LOS EFECTOS DEL TABACO SOBRE LA PIEL.

Posted on

smoking-1435837

 

El hábito de fumar es causa de múltiples enfermedades. En primer lugar el tabaco es un potente agente cancerígeno siendo esta causa aproximadamente el 50% de las muertes debidas a éste.

Pero además de esto es causa de otras muchas enfermedades tales como enfisema pulmonar, bronquitis, enfermedades cardiacas etc. Otras enfermedades como por ejemplo el asma puede empeorar mucho con el consumo de tabaco.

Las enfermedades de dientes y encías son provocadas en gran parte por éste hábito, que además de producir mal aliento hace que nuestros dientes se pongan amarillos perjudicando nuestra estética.

Vamos a ver en éste artículo los efectos indeseables que fumar acarrea para nuestra piel: Una gran cantidad de estudios sobre fumadores afirman que el consumo de tabaco es causa del envejecimiento prematuro de la piel. El consumo de tabaco reduce en gran medida la oxigenación de la piel por disminuir en ésta el flujo sanguíneo y como consecuencia de ello se vuelve más áspera y reseca. Por esta misma razón, la cicatrización de las heridas está alterada con lo que ésta se retrasa y deja mayores cicatrices.

Con el consumo constante de tabaco aumentan las reacciones oxidativas y por tanto la producción de radicales libres, que como hemos dicho en anteriores artículos favorecen el envejecimiento de la piel. Además interfiere en la absorción de vitamina A que como también hemos comentado, es muy necesaria para neutralizar dichos radicales. La vitamina A es asimismo necesaria para la producción de colágeno, con lo que al disminuir éste la piel se vuelve menos tersa y con aspecto de envejecida, con gran tendencia a formar estrías sobre todo en la zona del abdomen.

En la mayoría de los estudios se ha visto asimismo que la piel de las mujeres acusa más los efectos que la de los hombres, quizás porque éstas tienen la piel más fina.

Resumiendo lo visto en varios puntos, el tabaco causa en la piel:

  • Envejecimiento prematuro.
  • Cicatrización más lenta.
  • Aumenta procesos oxidativos y por tanto favorece la formación de radicales libres.
  • Interfiere en la absorción de vitamina A, y disminuye la formación de colágeno y elastina.
  • Se forman arrugas en los labios por el hecho de aspirar el cigarrillo.

Por todas estas razones, es imprescindible que abandones el hábito de fumar. Si crees que no puedes hacerlo por tus propios medios, has de consultar con el médico o el farmacéutico para que te indiquen los distintos métodos o en su caso te informen sobre todos los productos existentes y  la forma de utilización para apoyarte en la deshabituación.

 

 

 

LAS MEJORES VITAMINAS PARA LA PIEL.

Posted on

vitamin-s-pill1-1259285

La piel, como ya hemos dicho en otras ocasiones, es el órgano más grande del cuerpo, y al ser el que nos envuelve y protege, es el que está expuesto a mayor cantidad de agresiones externas. Es por ello que la debemos dedicar un cuidado especial, para mantener su tersura y retrasar lo más posible su envejecimiento.

Nos vamos a ocupar hoy de las vitaminas más adecuadas para ella.

Vitamina A: Pertenece al grupo de las llamadas vitaminas liposolubles (solubles en grasas y aceites). Contribuye eficazmente al mantenimiento de la piel y las mucosas, así como de la visión. Es un buen antioxidante y por tanto protege a nuestras células frente a los radicales libres que se producen en las reacciones oxidativas. Se produce en el organismo a partir de fuentes externas como son los betacarotenos y se almacena en el hígado.

Puede provenir de dos fuentes principales:

. Fuentes animales: Fundamentalmente del hígado (sobre todo el de bacalao), leche, carne, huevo etc. El inconveniente que presentan estas fuentes es que además contienen bastante cantidad de colesterol y otras grasas.

. Fuentes Vegetales: De vegetales ricos en Betacarotenos como son la zanahoria y todas las frutas coloreadas de amarillo a naranja como albaricoques, pomelo, melocotón, calabaza etc. y además verduras como el brécol o la espinaca.

Vitamina E: También liposoluble la vitamina E o alfa-tocoferol es un potente antioxidante a nivel celular. Puede tomarse por vía oral, o aplicarse como aceite directamente en la piel para favorecer procesos como quemaduras, estrías, o cicatrices. Ayuda de manera muy eficiente a restablecer la humedad natural de la piel por lo que es muy aconsejable aplicar a las pieles secas. Se encuentra en muchos alimentos de origen vegetal, especialmente en la soja, el germen de trigo y la levadura de cerveza y  en frutos secos como la avellana, las nueces o las almendras. También las espinacas o el brécol son fuentes de ésta vitamina.

Vitamina C: La vitamina C (ácido ascórbico)  en cambio, pertenece a las llamadas vitaminas hidrosolubles, es decir, solubles en agua. También llamada antiescorbútica pues su deficiencia causa el escorbuto. Para la piel aporta beneficios como ser antioxidante, favorecer la formación de colágeno y proteger el tejido conectivo con lo que evita el envejecimiento prematuro de la piel. También muy importante para reparar los daños producidos por el exceso de radiación solar. Se encuentra sobre todo en cítricos como naranja, limón y pomelo, además de frutas como melón, sandía, kiwi y piña.

Vitamina F: Aunque conocida por éste nombre la vitamina F no es una vitamina: Se denomina así al conjunto de ácidos grasos omega 3 + omega 6. Aunque su primer uso sería disminuir los niveles de colesterol, es también muy importante para aportar vitalidad a la piel y el cabello. Éstos ácidos se encuentran en el aceite de onagra, en las nueces o en pescados como el salmón.

Estas vitaminas citadas, pueden ingerirse por vía oral (bien por la dieta o utilizando suplementos), o por vía tópica en forma de cremas. En general, una dieta equilibrada nos proporciona las cantidades necesarias para la piel, pero en ciertos momentos tales como después del verano, por haber tomado el sol, o cuando la piel está muy seca puede ser necesario un aporte extraordinario de éstas.

Existe en la farmacia una amplia variedad de productos con éstas vitaminas tanto en forma de suplementos dietéticos, como de cremas y aceites. Consúltales y te dirán cuáles son las óptimas para ti en función de tus necesidades.

 

 

DIABETES. AYUDA DE LA FARMACIA.

Posted on

blood-glucose-meter-1318261

El día 14 de Noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes.

La diabetes es una enfermedad consistente en que nuestro organismo no puede regular correctamente la cantidad de glucosa en sangre. Esta regulación se hace mediante la secreción de una hormona llamada insulina, producida en los islotes de Langerhans del páncreas. La insulina promueve el transporte de la glucosa hasta los adipocitos, los músculos y otras células como las hepáticas y allí puede utilizarse como energía o almacenarse (en el hígado) como glucógeno.

La hiperglucemia en el diabético se produce porque su cuerpo no puede movilizar la glucosa hasta las células musculares para quemarla mientras produce el movimiento de éstos ni almacenarla en el hígado y esto puede ser debido a varias razones: El páncreas produce poca o ninguna cantidad de insulina, las células responden de forma anormal a ésta, o a una combinación de ambos factores. Según esto podemos distinguir dos tipos principales de diabetes:

  • Diabetes tipo I: Se produce por una escasa o nula producción de insulina por parte del páncreas. Éste tipo de diabetes, aunque puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, se da sobre todo en niños y jóvenes. El mecanismo de desarrollo de la enfermedad se desconoce, aunque parece ser que se pueda deber a un trastorno autoinmunitario. Esto ocurre cuando el organismo ataca por error a células sanas y las destruye. El tratamiento de este tipo de diabetes es mediante la administración de insulina.
  • Diabetes tipo II: Es la forma más común de ésta enfermedad. Se produce porque tanto los adipocitos, como las células musculares y las hepáticas, no responden de manera adecuada a la insulina. La glucosa aumenta entonces en el torrente sanguíneo y se produce la hiperglucemia. Normalmente éste tipo de diabetes se produce a edades más avanzadas que la del tipo I. Es una enfermedad crónica que suele darse mucho más en personas obesas que en delgadas, ya que la grasa dificulta en gran manera la actuación de la insulina. Hay personas que padecen la enfermedad sin haberse enterado pues a veces no se presenta ningún síntoma en especial. Muchas veces la detección de la diabetes tipo II se realiza en la farmacia, con un simple control del nivel de glucemia, y se deriva al médico para su posterior tratamiento Su aparición puede evitarse o al menos retrasarse con una dieta sana, ejercicio, cuidando el peso y evitando fumar.

Los principales síntomas de la enfermedad son:

. Polifagia: Aumento excesivo de la necesidad de comer.

. Polidipsia: .Aumento de la sed. El individuo tiene necesidad de beber constantemente e ingiere grandes cantidades de líquido.

. Poliuria: Aumento de la micción, debido a lo anterior. Ha de eliminar mucha cantidad de agua ingerida, con lo que la orina es prácticamente blanca.

Puede haber además una serie de síntomas secundarios tales como adormecimiento de manos y pies o visión borrosa, pero éstos son menos frecuentes.

Tu farmacéutico puede ayudarte a resolver dudas con respecto a tu nivel de glucosa, la medicación o la forma de administrar la insulina. Muchas farmacias participan en protocolos de colaboración con las Comunidades Autónomas o Asociaciones de diabéticos para la detección precoz de la enfermedad.

 

 

 

IMPORTANCIA DE LOS ACEITES ESENCIALES EN EL CUIDADO FACIAL.

Posted on Actualizado enn

Aceitesr

Son aceites esenciales una serie de sustancias volátiles extraídas de las plantas. Son muy ricos en distintos nutrientes e incluso vitaminas y fácilmente absorbibles por nuestra piel para conferirle una serie de beneficios que más tarde vamos a enumerar, distintos en función del tipo de aceite que sea.

En cuanto a la manera de aplicarlos puede hacerse directamente, tomando dos o tres gotas en la yema de los dedos y aplicando en el centro de la mejilla para después ir masajeando suavemente en círculos hacia la parte externa o bien añadiendo dos o tres gotas a la crema hidratante de la mañana y aplicando posteriormente la mezcla.

Vamos a ver a continuación los diferentes tipos de aceite especialmente adecuados al rostro:

  • ACEITE DE ROSA MOSQUETA: Es uno de los más utilizados tanto para el cuidado del rostro como para la recuperación de cicatrices y estrías en la piel. Sus beneficios se deben a una serie de sustancias contenidas en él, como ácidos grasos insaturados (fundamentalmente omega 3 y 6) necesarios para el organismo pero no sintetizables por éste, Viaminas A, E y C, que son potentes antioxidantes capaces de eliminar los radicales libres formados por procesos oxidativos además de otras moléculas que intervienen en el rejuvenecimiento de nuestra piel.
  • ACEITE DE ARGÁN: Utilizado desde tiempos remotos por poblaciones del norte de África, el aceite de argán es muy rico en ácidos oleico y linoleico. Es muy adecuado para activar la regeneración celular y por tanto para prevenir el envejecimiento de la piel. También muy recomendable tanto para el tratamiento de arrugas como de estrías y cicatrices.
  • ACEITE DE JOJOBA: El aceite de jojoba es en realidad una cera líquida extraída de la Simmonsdia chinensis, planta que es originaria del sur de Estados Unidos y norte de Méjico. En su composición tiene más del 90% de ceramidas además de ácido linoleico. Estas ceramidas fortalecen en gran medida la piel y el pelo.Además de ser bueno para la piel, lo es también para el cabello, pues también regula el exceso de grasa y limpia los poros.
  • Es un aceite que curiosamente puede utilizarse tanto en pieles secas como grasas. Para las pieles secas se comporta como muy hidratante, y también debido al alto contenido en vitamina E se comporta como un buen antioxidante. Sin embargo en las pieles grasas es capaz de regular la cantidad de sebo. Se absorbe muy fácilmente y no deja sensación de grasa en la piel. Se puede utilizar a diario e incluso como limpiador, pues es capaz de arrastrar la suciedad de los poros hacia la superficie. Es muy importante, en estos aceites citados, que sean puros, sin aditivos ni manipulaciones químicas. Consulta a tu farmacéutico y él te indicará cuales puedes utilizar con toda confianza, por ser de calidad contrastada.