HOMEOPATÍA Y GOLPE DE CALOR.

Posted on Actualizado enn

 

Calor-1

Entramos ya en el verano, la estación que nos permite disfrutar de unas merecidas vacaciones y del sol, pero con él viene aparejada una gran elevación de las temperaturas que en ciertas zonas de nuestro país llegan a ser excesivamente altas. Por ello debemos tener mucho cuidado y aprender a protegernos para evitar tanto la insolación como el golpe de calor.

Pero, ¿Cómo saber si nos enfrentamos a uno u otro? Pues bien, la diferencia entre ambos es la siguiente: Si se produce por tomar directamente el sol hablaremos de insolación, mientras que si se debe a trabajo o a un exceso de ejercicio al sol o con temperatura muy elevada estaremos ante un golpe de calor. A veces este golpe de calor, en niños o ancianos, que son personas más vulnerables, puede darse simplemente por un exceso de temperatura, sin haber hecho un fuerte ejercicio.

Es cierto también que esto puede producirse en determinados momentos, en el resto de las personas, por exceso de temperatura sin haber realizado ejercicio alguno o haberlo hecho de una forma muy ligera. El problema es que normalmente no nos avisa antes, sino que de repente comenzamos a enrojecer, el corazón empieza a latir fuertemente y  empezamos a sentir una sensación de asfixia llegando incluso a tomar la piel una coloración azulada. Además no existe sudoración.

¿Cómo puede ayudarnos la homeopatía en ésta situación?

Pues bien, lo primero que debemos hacer es situarnos en un lugar más fresco, suspender todo tipo de actividad, hidratarnos rápidamente con bebidas que nos aporten la mayor cantidad posible de electrolitos y colocarnos paños húmedos y frescos en la cabeza. Además habrá que tomar 3 gránulos de Aconitum Napellus 30 CH cada 15 minutos hasta que la situación revierta.  En caso de que ésta se prolongara excesivamente deberemos acudir a un centro hospitalario.

De todas formas, si somos personas con una cierta tendencia a padecer esto, la homeopatía nos puede ayudar a evitar su aparición. Deberemos tomar tres gránulos del producto anteriormente citado (Aconitum Napellus 30CH) tres veces al día como preventivo, y tomarlo como anteriormente dijimos, es decir, cada 15 minutos en cuanto empecemos a notar algún síntoma hasta la total remisión del mismo. Consulta siempre con tu farmacéutico si tienes alguna duda al respecto.

En el caso de una insolación, siempre hay que acudir al médico rápidamente ya que además de los síntomas citados para el golpe de calor, en ésta se pueden producir quemaduras u otros problemas de consideración y es él quien deberá evaluarlos.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s