DERMATITIS DEL PAÑAL.

Imagen Posted on Actualizado enn

pannolino

 

Podemos definir la dermatitis del pañal como una reacción cutánea, consistente en la irritación de la piel y que se manifiesta por un enrojecimiento de ésta en la zona  que cubre el pañal. Los casos más leves son muy frecuentes  en bebés hasta más o menos los dieciocho meses de edad.

Las causas de ésta irritación pueden ser muchas y muy variadas, pero las más frecuentes son:

  • Pañales con exceso de humedad. Tanto la orina como las heces son muy irritantes si se mantienen cierto tiempo en el pañal.
  • Acidez de las heces. Hay que tener en cuenta que ésta aumenta cuando el niño tiene diarrea.
  • Reacciones a los jabones utilizados en la limpieza del bebé o que ésta es excesivamente fuerte.
  • Reacciones alérgicas a detergentes utilizados en la limpieza de pañales si éstos son de tela.

Debemos saber también que no todas las dermatitis son producidas por la causas mencionadas anteriormente, muchas veces ésta dermatitis está aumentada o producida por la presencia de ciertos tipos de bacterias y sobre todo de hongos que vienen a complicar la situación. Dentro de éstos últimos el más común es la Cándida. Es el médico el que puede diagnosticar la infección por Cándida, examinando la piel del bebé o caso de ser necesario, con una prueba de laboratorio.

En cuanto a los síntomas que presenta, es como hemos dicho anteriormente un enrojecimiento de la piel con un sarpullido en toda la zona. Puede presentar asimismo granos e incluso úlceras. Existen también zonas descamativas en toda el área genital.

¿Cómo podemos prevenir la aparición de éste tipo de dermatitis? Pues cambiando el pañal con mucha frecuencia, si es posible también, dejando al bebé durante unas horas sin pañal, lavando con agua solamente y utilizando pastas al agua o pomadas a base de óxido de zinc y vaselina o similar que colaboran a mantener alejada la humedad de  la piel del bebé. Se debe evitar frotar la piel, es decir, hay que limpiar la zona muy suavemente, y procurar secarla al aire o con un paño muy suave teniendo especial cuidado en los pliegues para que éstos queden perfectamente secos. También hay que restringir totalmente el uso de toallitas que contengan perfume, pues éste tiende a irritar o a causar reacciones alérgicas.

Consulta con tu farmacéutico las pomadas más adecuadas para la prevención tanto de la simple irritación como de la dermatitis.

En cuanto al tratamiento lo primero que debemos hacer es todo lo indicado en la prevención, es decir, mantener al bebé limpio y seco, cambiar muy frecuentemente de pañal, acostar al bebé el mayor tiempo posible sin pañal sobre una toalla limpia y seca, usar agua y un paño suave para secarlo o mejor secarlo al aire, colocar el pañal poco apretado para evitar rozaduras y usar las pomadas anteriormente citadas para curar la escocedura. Tampoco se deben colocar sobre el pañal pantalones plásticos, ya que no permiten la circulación de aire. Nunca se debe usar talco porque podría ser perjudicial ya que al utilizarlo el bebé también lo inhalar.

Y ¿Cuándo acudir al médico? Pues deberá acudir al médico en caso de ver úlceras, granos o ampollas  grandes, en el caso de que el sarpullido se propague a otras zonas, o si el bebé tiene fiebre. También tendrá que examinarlo el medico cuando sospechemos que la infección pueda estar producida por Cándida. Debemos tener en cuenta que la dermatitis normalmente debe desaparecer en un plazo aproximado de tres días. Si esto no es así siempre será necesaria la intervención del médico.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s